Te mostramos los mejores 6 remedios caseros para el dolor de ciática

El dolor de ciática se manifiesta como una fuerte afección en la parte baja de la espalda, afectando al mismo tiempo a la pierna, la cual suele adormecerse y mostrarse muy débil. Estos síntomas son causados por una alteración que sufre el nervio más largo del ser humano: el nervio ciático, cuya función principal es enviar fuerzas a los movimientos del cuerpo.

El nervio ciático podría ser perjudicado por algún problema de salud, como una hernia, un espolón ubicado en la columna vertebral o la recepción de un fuerte impacto. En consecuencia, se generaría de manera inmediata una fricción, propagando un dolor intenso que paralizaría a cualquier individuo, privándolo de hacer sus actividades diarias y obligándolo a tomar reposo aunque éste no lo desee.

¿Cómo tratar el dolor de ciática de manera natural?

Esta pregunta es fundamental y es probable que sea la interrogante que deseas aclarar con relación al tema debido a que quizás has experimentado el dolor de ciática o conoces a alguien que está pasando por la misma situación.

Por eso a continuación te nombraremos algunos de los remedios caseros que puedes probar si este mal se te presenta:

Jugo de papas y apio

Aunque no suene nada apetitoso, es necesario que te atrevas a tomar diariamente la combinación de la papa con el apio. Sólo debes extraer el jugo de ambos. Para ello puedes utilizar un extractor de jugos y así tu trabajo será más sencillo. Únicamente tendrás que enfocarte en tener la bebida lista en la nevera para ser tomada.

Infusión de sauce

La aspirina comparte el mismo componente principal que contiene el sauce, por ese motivo no se coloca en duda el uso del mismo para tratar el dolor de ciática, pues es usado como antinflamatorio.

El proceso de preparación es fácil. Coloca a hervir el agua, agrega un pedazo de este árbol, deja cocinar aproximadamente por veinte minutos, espera a que baje un poco la temperatura y tómalo.

Ajo

El consumo de dos dientes de ajo a diario puede asegurarte no sentir, por un período prolongado, ningún tipo de aflicciones relacionadas al nervio ciático. Tal efecto aparentemente mágico tiene su explicación lógica, y es que una de las propiedades del ajo es facilitar la buena circulación de la sangre, acto que ayuda a prevenir el dolor de ciática.

Cataplasma de lúpulo

Su principal función es trabajar como un antinflamatorio. Deberás colocar la planta dentro de un recipiente con agua caliente durante mínimo unos seis minutos. Luego sumerge la planta dentro de una gasa, la cual vas a aplicar en el sitio donde se manifiesta la contracción.

Es indispensable que tengas a la mano este recurso medicinal que te será de gran ayuda si el dolor ciático, como suele hacerlo, te toma por sorpresa.

Tomillo y orégano

Sin duda alguna es una combinación que no te esperabas.

Aunque quizás sea una idea poca atractiva para tu paladar, es un remedio muy efectivo, incluso puede que sea uno de los que actúa más rápido porque los dos ingredientes seleccionados tienen propiedades antinflamatorias.

El modo en el que debes usarlo es por infusiones. Tómalas dos veces al día.

Compresas de agua caliente

El calor es idóneo para desinflamar cualquier área del cuerpo. Así que si tienes algún accidente con el nervio ciático, intenta mantenerla caliente con la finalidad de que puedas encontrar alguna forma de bajar el nivel del dolor.

Una de tus primeras opciones puede ser calentar agua y colocarte compresas, esa acción te irá desinflamando poco a poco.

¡Lo natural es mejor!

Los remedios caseros son muy útiles para combatir la insoportable dolencia que produce la alteración del nervio ciático, ya que el uso de calmantes no otorga ninguna solución real porque su uso es simplemente para silenciar el dolor, pero no para solventar el problema de raíz. En cambio la medicina natural te permitirá elegir otras alternativas que conceden soluciones más sólidas.

En este sentido, no existen dudas de que la medicina natural tiene muchos beneficios en la salud de los seres humanos, y pese a que no todos reconozcan sus atributos, es algo que no se puede esconder, pues sus resultados hablan por sí solos.