6 consejos importantes para prevenir y eliminar el dolor de espalda

¿Tienes dolor de espalda? ¿Quieres que te deje de doler? Estás en el lugar indicado. Hoy compartiremos contigo seis consejos que te permitirán aliviar y prevenir los dolores de espalda. Síguelos y tendrás una espalda más fuerte y resistente a los dolores.

Duerme con una almohada entre las rodillas

Dormir boca arriba genera presión extra a tu columna. La mejor manera de aliviar esa presión es elevando levemente las piernas mientras duermes. Puedes eliminar la presión a la mitad si ubicas una almohada entre tus rodillas.

Trabaja tu musculación

Los beneficios de hacer ejercicio son más que conocidos. Una rutina de ejercicios que se centre en fortalecer el núcleo de tu cuerpo (el abdomen) podrá reducir las chances de sufrir lesiones relacionadas con la espalda, incluyendo espasmos musculares.

Intenta incorporar ejercicios que fortalezcan el abdomen y la espalda al menos dos veces por semana, y tendrás una espalda más fuerte y flexible, mucho más resistente a las lesiones y los problemas.

Consume más calcio y vitamina D

Los huesos fuertes previenen la osteoporosis. Esta es una de las causas más comunes del dolor de espalda en las últimas etapas de la vida, sobre todo en mujeres. Para mantener tus huesos sanos y fuertes tienes que consumir vitamina D y calcio.

Puedes encontrar calcio en la leche, en el yogurt, en las plantas de hojas verdes, y en suplementos de calcio. La vitamina D, por su parte, la puedes encontrar en el pescado, en la yema de los huevos, en la carne y en el queso. Recuerda siempre consultar con tu médico antes de tomar suplementos, ya que podrías no necesitarlos.

Cambia tus zapatos

Si tienes dolor de espalda (o si no tienes, pero quieres evitarlo a futuro) intenta caminar con zapatos cómodos y con poca plataforma. Esta es una de las mejores formas de prevenir el dolor en la espalda mientras estés parado. Los zapatos con menos de 3cm de taco son los mejores para tu espalda.

Párate derecho

La buena postura no sirve solamente para dar una imagen de seguridad, sino que tiene un impacto importantísimo sobre la salud. Una postura erguida mantiene tu columna en condiciones, y funcionando correctamente. La mala postura, en cambio, pone presión sobre tu espalda y puede cambiar la forma de tu columna, generando dolor crónico. Evita arquear los hombros, y trata de mantenerte derecho cuando estés parado.

No te tires sobre el ordenador

Cuando estés trabajando, intenta no tirarte encima del ordenador con la postura. Este es uno de los errores que más cometemos, y no hace más que comprometer la salud de nuestra columna a futuro. Busca una silla cómoda y ergonómica e intenta estar siempre con el mentón alineado al monitor de tu computadora. La regla es la siguiente: si tienes que mirar para abajo para trabajar, tu postura está mal. Prueba utilizando un segundo monitor y elevándolo para que la postura de tu rostro sea más natural.

Califica este artículo:

0/50 votos