Remedios caseros para el dolor de estómago

Cuánta incomodidad causa un dolor de estómago, sobre todo si nos sorprende fuera de casa. Este malestar también es conocido como dispepsia y se produce justo entre el pecho y la ingle.

Son molestias abdominales que incluyen calambres, gases, acidez, náuseas, reflujo, etc. y que podemos sentir después de una comida e incluso si no hemos ingerido alimento alguno.

La indigestión es la causa más común de dolores de estómago; nos pasa si comemos exceso de grasa o si mezclamos platos incompatibles. Pero estas afecciones no suelen durar mucho tiempo, de hecho es posible que las tratemos consumiendo algunas medicinas naturales, sin necesidad de ir al hospital.

Si eres una de esas personas que sufre constantemente de dolores de estómagos, entonces sigue estos consejos para que alivies el malestar con remedios caseros.

1. Bicarbonato de sodio

Este es un buen antiácido natural, que ayuda a neutralizar los ácidos en el tracto digestivo, al mismo tiempo que equilibra la mucosa que cubre las paredes del estómago. Se recomienda preparar un vaso de agua, con una cucharadita de bicarbonato de sodio, más el jugo de un limón. Si sientes ardor, bébelo y notarás cómo te calma.

2. Manzanilla

una vez más quedan en evidencia las propiedades curativas de la manzanilla. Funciona perfectamente para relajar la boca del estómago, porque contiene un aceite que desinflama las membranas mucosas y minimiza los espasmos musculares. La infusión de manzanilla es un clásico para sanar esta dolencia.

3. Compresas tibias

Realmente se sugiere colocar sobre el estómago una compresa mojada en agua tan caliente como la piel pueda resistir. Hay bolsas térmicas que ayudan a mantener la temperatura; se ubican en la zona que registra más dolor, durante 15 minutos. Sucede que lo caliente alivia las contracciones estomacales y distiende los músculos.

4. Baño caliente

Así como las compresas de agua, un baño con agua caliente o cubrirnos con una manta eléctrica ayudarán a disminuir el dolor.

5. Caldo de pollo

Con esta medicina casera hay que tener un poco de cuidado; si bien nos alimenta y sirve para calmar el dolor de estómago, debemos estar pendientes de quitarle la grasa al pollo, pues de lo contrario el remedio sería peor que la enfermedad. Tomar el caldo con unas gomitas de limón, tres horas después del malestar, acabará con las afecciones.

6. Canela y menta

Hierve medio litro de agua durante 10 minutos, agrégale una cucharada de canela, menta, albahaca y anís. Esta infusión hay que beberla cada media hora (una taza) hasta que no sintamos dolor. Tales plantas poseen propiedades laxativas, antisépticas y deportivas que benefician la salud.

7. Agua de arroz con miel

Esta bebida protege el revestimiento del estómago ante úlceras. Sus fibras y antioxidantes suprimen las toxinas y favorece el funcionamiento gastrointestinal. Es sencillo de preparar: Pon a hervir arroz durante 15 minutos, cuela el preparado y toma el agua. Si deseas, endúlzala con un poco de miel.

8. Jengibre y limón

Es ideal para combatir la acidez, eliminar el dolor, acabar con los mareos y reducir la hinchazón abdominal. La combinación del jengibre y el limón tiene una acción antiinflamatoria y es buen digestivo.

9. Ajenjo

Tomar tres veces al día una infusión de ajenjo hace desaparecer las dolencias estomacales.

10. Vinagre de manzana 

Cuando comas en exceso, no dejes de tomar vinagre de manzana diluido en una taza de agua tibia y endulzado con miel de abejas. Sus propiedades alcalinas aminoran los gases en el tracto digestivo y regulan el PH natural del estómago. Tras las comidas o apenas percibas que se aproxima el dolor, no dudes en consumir el preparado.

Imágenes: 1, 2, 3

Califica este artículo:

0/50 votos