¿Dolor de mandíbula? Elimínalo para siempre con estos simples consejos

Una de las principales causas del dolor de mandíbula se debe a un trastorno temporomandibular. Este problema puede ocurrir debido a una lesión en la articulación de la mandíbula, estimulación excesiva de las mandibulas, dolor de los músculos que controlan sus movimientos, desplazamiento del disco que amortigua sus movimientos o artritis en el disco que protege la articulación de la mandibula.

Otros posibles motivos de dolor de la mandíbula puede ser dolores de cabeza en el racimo, sinusitis, bruxismo, ataque al corazón, osteomielitis, entre otros. Si estás experimentando dolor severo, palpitante o una incomodidad en la mandíbula aquí te daremos 6 soluciones para aliviar el dolor.

1. Compresas de hielo

Si estás experimentando un dolor severo en la mandíbula, las compresas de hielo ayudarán a bloquear el dolor. Aplica hielo, no directamente, sobre la piel de 10 a 15 minutos. Este es un alivio inmediato pero no prolongado.

2. Calor húmedo

Aplicando una toalla húmeda y caliente podrás aliviar el dolor en la mandíbula. El calor ayuda a relajar los músculos y esto reduce el dolor. Cuando aplicas la toalla húmeda mejoras la circulación sanguínea en el área, lo que ayuda a sanar más rápido.

3. Masajes suaves

Puedes masajear lentamente la zona para aliviar el dolor. Esto puede ayudar a eliminar la molestia, sea cual sea la causa. El masaje ayuda a aliviar la tensión muscular y a promover el flujo sanguíneo.

4. Ejercita los músculos de la mandíbula

Suavemente estira los músculos y ejercítalo para que el dolor no vuelva. Esto ayuda a aliviar la tensión y a futuro, puede hacer que el dolor cese. Una de las formas de estirar la mandíbula consiste en presionar la punta de la lengua contra el paladar y luego abrir lentamente la boca lo más que se puede sin que duela. Si sientes dolor, cierra lentamente la boca hasta que se vaya.

5. Beber algo caliente

El té puede ser una buena opción para eliminar el estrés que puede ser el causante del dolor de mandíbula. Quizás una opción de hierbas sea más efectivo para el cuerpo. Cuando estas relajado y en calma hay una chance de que tus dientes no rechinen y esto evita el dolor de mandíbula.

6. Acupuntura

La presión sobre la zona puede ser bueno para tratar el dolor de mandíbula. Los puntos de acupresión se encuentran a lo largo de los meridianos de tu cuerpo. Presionar y masajear estos puntos durante unos minutos puede ayudarte muchísimo.

Califica este artículo:

0/50 votos