Dolor de muela y cómo aliviarlo con estos prácticos consejos

Uno de los dolores más intensos es el dolor de muela. Persistente, incontrolable por momentos, imposible de ignorar y, en especial, profundamente irritante.

Ni bien aparece el dolor de muelas quedamos completamente tomados por él y queremos que desaparezca. Pero antes de tomar algún medicamento u optar por un remedio casero debes establecer el origen del mismo.

Hay muchos motivos para que dolor de muela aparezca, alguno de ellos son:

Gingivitis: La acumulación en los dientes de la placa dental o bacteriana pueden provocar infecciones en las encías y como consecuencia se produce dolor y sangrado. Utiliza hilo dental y cepillate todos los días para eliminarla.

Aparición de muelas y dientes nuevos: El crecimiento de la muela de juicio puede ser realmente doloroso.

Infección: Una bacteria puede producir una infección en los tejidos de las encías y en algunos casos, puede aparecer pus.

Bruxismo: El rechinar de los dientes al dormir puede provocar sensibilidad dental y confundirse con dolor de muelas.

Caries: Si está avanzada, puede que esté afectando al nervio del diente y te cause mucho dolor.

Pieza dental agrietada: Una grieta en una pieza dental nos puede provocar una exposición al nervio lo que produce un dolor intolerable cada vez que comemos o bebemos algo.

Enfermedad de oídos: Sabemos que todo nuestro cuerpo se encuentra todo conectado y es por eso que una enfermedad de oídos, como la otitis, puede provocar que nos duela las muelas o encías.

Residuos alimenticios: A veces nos sucede que al comer algún resto nos queda alojado entre los dientes. Esto, si no se lo remueve rápidamente, puede causar inflamación en las encías y en algunos casos, infección.

Otras dos opciones poco comunes son la sinusitis y las anginas o infección en las amígdalas

En todos los casos, es importante que visites al dentista cuanto antes para tener un diagnóstico certero. Pero para los momentos de urgencia, te daremos algunas opciones de medicamentos y remedios caseros para aliviar el dolor de muelas.

Medicamentos para el dolor de muela

Si el dolor es repentino y no tienes el acceso a una guardia médica o visitar el consultorio de tu dentista, existen medicamentos de venta libre que puedes aplicar o tomar para aliviar la molestia.

  • Ibuprofeno o paracetamol en comprimido, polvo o líquido. Cualquiera sea la opción que escojas no lo pongas directamente sobre la encía o muela inflamada ya que puedes quemar la piel de la encía o irritarla y el dolor aumentaría.
  • Clonixinato de lisina es recomendado si el dolor es leve debido a su accionar. Este bloquea a los neurotransmisores, que son los encargado de llevar la sensación de dolor al cerebro.
  • Dorixina es un medicamento recomendado para aquellos que sufren de alergias a medicamentos genéricos. También es apto para mujeres embarazadas.
  • Aspirina ya que tiene propiedades antiinflamatorias. No debe ser utilizado en niños y adolescentes.
  • Antiséptico, como benzocaina te ayudará a desinfectar la muela en caso de infección.

Estos medicamentos puedes encontrarlos en cualquier farmacia y, como bien dijimos, son de venta libre por ende no necesitas visitar a un médico para que los prescriba.

Si eres una persona que no está acostumbrada a medicarse o no le gusta consumir fármacos, tenemos una opción natural y casera para llevar de la mejor manera el dolor de muelas hasta que veas a tu dentista.

Remedios caseros para aliviar el dolor de muelas

Té negro

El té negro es uno de los remedios caseros para el dolor de muela más difundidos del mundo. Su alto contenido de ácido tánico, un conocido analgésico natural, hace que esta infusión alivie los dolores.

dolor de muela

Existen dos opciones para su consumo: la más común es preparar un té y beberlo, sin que esté demasiado caliente para no sufrir con la temperatura en la zona afectada; la otra, es calentar una bolsa con té negro en un poco de agua caliente y colocar directamente sobre la muela maltrecha.

Aceite de orégano

Este remedio casero será una salvación para tu muela como una salvación. Las propiedades de esta hierba la hacen un aliado estratégico cuando la urgencia llama y, para mejor, es fácil de conseguir.

Su preparación es sencilla: mezcla un poco de aceite de oliva con algunas hojas molidas de orégano o bien con unas gotas de aceite de orégano y con un pedacito de algodón colócalo cuidadosamente sobre la zona del dolor. Repite esta operación durante algunos minutos y rápidamente sentirás el alivio.

Agua oxigenada

Como ya hemos dicho en otros artículos, el agua oxigenada es muy beneficiosa para la salud bucal. Es uno de los enjuagues más económicos y efectivos que existen, y su aplicación es rápida y sencilla.

Sólo debes hacer un buche con agua oxigenada haciendo foco en la zona afectada. De esta manera conseguirás un poco de alivio pero además te ayudará a prevenir posibles infecciones.

Plátano

Masticar una banana o plátano fresco puede aliviar el dolor de muela y disminuir la inflamación. Si la aflicción es muy intensa y no puedes masticar, una solución es que maceres la fruta, como cuando eras niña.

dolor de muela

Ajo

Sí, otra vez el ajo. Esta planta es fundamental en tu casa porque reúne distintas propiedad para curar diferentes males y el dolor de muelas no es la excepción.

Para estos casos, toma un diente de ajo pelado, machácalo hasta conseguir una pasta homogénea y consistente, y luego colócalo sobre la mejilla exactamente donde sientas el dolor. Para potenciar sus beneficios puedes agregarle un poco de sal a esta preparación. Tal vez el sabor no sea el mejor pero resolverá tu problema.

Perejil

Continuando con las hierbas, el perejil es otro analgésico natural. Su composición química lo convierte en un excelente antiespasmódico, lo que lo hace una alternativa fundamental para el dolor y encima lo encuentras en cualquier lado por un precio muy bajo.

Debes masticar un poco de perejil durante algunos minutos, algo que puedes repetir todas las veces que quieras en el día, y verás cómo ese dolor que te tiene a mal traer comenzará a desaparecer lentamente.

Canela

Este remedio es uno de los más antiguos de la humanidad. La canela es natural, tiene un aroma peculiar y encima alivia el dolor de muela.

dolor de muela

Puedes colocar directamente sobre el lugar de las molestias algunas gotas de aceite de canela o bien preparar una pasta en base a esta especia. Sólo necesitas un poco de polvo de canela y agua o aceite de canela, mezcla y cuando consigas una formación homogénea úntalo sobre el diente.

Precaución: aunque es natural el consumo excesivo de canela puede resultar tóxico, así que controla las cantidades.

Además de estos remedios caseros, puede beber mucha agua fría o colocar un hielo sobre la zona. Ya sabes: cuando el dolor de muela ataque, no desesperes tiene la solución en tu propio hogar.

Video: Calma el dolor de muelas

[su_youtube url=”https://www.youtube.com/watch?v=1YyvJFagDH8″]

Imágenes:

Califica este artículo:

0/50 votos