Dolor abdominal inferior izquierdo ¿Cuáles son sus causas?

La aparición repentina de dolor abdominal inferior izquierdo del cuerpo puede deberse a diferentes cosas. El primer pensamiento que se nos puede ocurrir es algún problema en el sistema digestivo, que suele ser lo más probable. Pero también hay otros motivos, como una condición que compromete al sistema reproductivo, urinario o circulatorio, hasta puede ser muscular.

Lo cierto es que hay muchísimas causas posibles y esto dificulta un diagnóstico para descubrir la fuente de dolor. Debido a que el dolor abdominal repentino puede señalar un problema grave y peligroso, es importante buscar atención médica de inmediato y realizar los análisis pertinentes y futuro diagnóstico.

Las causas más comunes del dolor en el abdomen inferior izquierdo son:

Sistema digestivo

El diagnóstico más común entre personas adultas es la diverticulitis aguda, ya que produce un intenso dolor abdominal inferior izquierdo. Esta condición incluye la inflamación de las paredes del colón, más específicamente de los divertículos.

Mientras que los divertículos no son los causantes de los síntomas por si solos, el dolor de abdomen aparece cuando ellos se inflaman. Suele ubicarse en la parte inferior izquierda porque es ahí donde los divertículos se desarrollan frecuentemente.

Otro de los síntomas incluyen hinchazón, fiebre, náuseas, vómitos, diarrea o estreñimiento. Otras condiciones del sistema digestivo que causan este dolor repentino puede ser:

Severo estreñimiento, producto de una dieta baja en fibra o cierta medicación.

  • Enfermedad de inflamación intestinal
  • Infección de colon
  • Una hernia que esté estrangulando una parte del intestino y se pierde el flujo de sangre

Sistema reproductivo

En mujeres que se encuentran en edad fértil, un repentino dolor agudo en la parte inferior izquierda del abdomen puede indicar alguna complicación en el sistema reproductivo, como por ejemplo:

  • Endometriosis
  • Quiste en un ovario
  • Embarazo ectópico
  • Aborto espontáneo
  • Torsión ovárica
  • Fibroides uterinos
  • Tumores benignos

En el caso de los hombres, el dolor de abdomen puede indicar problemas en sus sistema reproductor, aunque es menos común que en las mujeres. Algunas posibles causas:

  • Infección de las vesículas seminales
  • Infección de la próstata
  • Torsión testicular

Sistema urinario

Has oído hablar muchas veces de la piedra en los riñones o uréteres, a esto se lo conoce como urolitiasis. Estas piedras se forman cuando los químicos naturales de la orina forman una especie de cristales que se acumulan formando una piedra sólida.

Una piedra en el riñón izquierdo o ureter puede causar un dolor agudo o cólicos en el lado izquierdo, o sentirse en la parte media izquierda y la ingle. Los síntomas más comunes que acompañan esta condición son:

  • Nauseas
  • Vómitos
  • Sangre en la orina
  • Dolor al orinar

Las infecciones que se encuentran en el tracto urinario pueden causar dolor súbito en el abdomen inferior izquierdo, sobre todo si el riñón está involucrado.

Otras causas

Muchas pueden ser las causas del dolor abdominal agudo en el bajo izquierdo, como hematomas o moretones en las paredes de los músculos. También problemas en el sistema circulatorio, como aneurisma aórtico abdominal. Este problema sucede cuando la debilidad en la aorta (artería que lleva la sangre rica en oxígeno) se hincha y puede romperse. Un coágulo de sangre o la inflamación de los vasos sanguíneos del abdomen inferior izquierdo puede conducir al inminente dolor en esa área.

Advertencias

Aún si crees que el dolor que sientes está relacionado al estreñimiento, no debes ignorarlo. Al tener muchas causas posibles, lo mejor es visitar al médico para que localice el foco de dolor y realice el diagnóstico correspondiente.

Un dolor abdominal inferior izquierdo indica una emergencia médica ya que el dolor puede llegar a ser insoportable. Busca atención rápidamente si el malestar empeora y se suman otros síntomas como:

  • Sangrado vaginal
  • Nauseas y vómitos
  • Fiebre alta, escalofríos o sudoración
  • Dolor testicular
  • No poder defecar o eliminar gases
  • Mareos o desmayos
  • Heces con sangre

Imágenes: 1, 2