Los 7 mejores ejercicios para ejercitar el cerebro

Hablamos de gimnasia e inmediatamente nuestra mente repasa imágenes que implican capacidades aeróbicas, rítmicas, artísticas o algún tipo esfuerzo físico. Pero el cuerpo no es lo único que necesita ponerse en forma. Ejercitar el cerebro es ideal para activar la concentración, la creatividad y las habilidades motrices de una persona.

Fue creada por el sociólogo estadounidense Paul Dennison, como respuesta a los pacientes que buscaban resolver sus problemas de expresión, aprendizaje, dislexia, escritura e incluso hiperactividad.

Deporte para la mente

También llamado Brain Gym, las dinámicas ponen a trabajar las neuronas y conectan los hemisferios cerebrales derecho e izquierdo.

Quizás en más de una oportunidad hemos realizado estos ejercicios sin darnos cuenta, pues es común que en internet encontremos retos que captan nuestra atención, la mayoría visuales o simples cálculos que cuentan como métodos para poner a trabajar el cerebro y mantener a tono la memoria.

Pueden practicarlos adultos y también niños, de hecho hay técnicas que los padres realizan con bebés, siempre orientados por un especialista.

Además de las dinámicas visuales, existen movimientos corporales considerados ejercicios de gimnasia cerebral. Aquí te enseñamos algunos.

1. Doble garabateo

Consiste en dibujar con las dos manos al mismo tiempo. Tal vez te parezca sencillo, pero la dificultad se presenta porque los trazos deben ser arriba, abajo, adentro y afuera. Es una técnica recomendada para estimular la motricidad y la escritura.

2. Bombeo de pantorrilla

Funciona para aligerar la concentración y la comprensión. Tienes que colocar tus manos en una pared o el espaldar de una silla, luego estiras la pierna izquierda hacia atrás y levantas el talón. Para que sea efectivo, inclina el cuerpo unos 45 grados hacia adelante.

Hay que exhalar mientras flexionales la rodilla derecha y pisamos fuerte con el talón izquierdo. Inhalamos y volvemos a la posición inicial, relajándonos y alzando el talón izquierdo. Repite mínimo una serie de tres veces.

3. Gateo cruzado

La coordinación, movimientos oculares y la capacidad media visual, táctil y kinesiológica son favorecidos si ejercitamos el cerebro al tocar nuestra rodilla izquierda con el codo derecho y viceversa. Prueba qué tan complicado te resulta.

4. Gancho de cook

Para esta dinámica debes estar levantado. Luego cruzas tus pies sin perder el equilibrio, estiras los brazos hacia el frente y los mantienes separados. Asegúrate que las palmas estén hacia afuera y que los pulgares apunten hacia abajo.

Todavía no has terminado. Hay que entrelazar las manos y dedos y llevarlas hacia el pecho, pero siempre que los pulgares y codos estén hacia abajo, así como las manos juntas debajo del mentón.

Para completar el ejercicio, pega la lengua de tu paladar. Aunque no lo creas, tu cerebro coordina todas esas actividades accionando la corteza sensorial, disminuyendo el estrés y causando que trabaje más rápido.

5. Botones del cerebro

Son movimientos circulares en el sentido de las agujas del reloj. Pero tienes que poner una mano en el ombligo; mientras con la otra, traza unos botones imaginarios en la unión de la clavícula con el esternón. Así favoreces la coordinación bilateral y estimulas la vista.

6. Bostezo

No es broma, un bostezo enérgico oxigena el cerebro, ayuda a la visión, nos relaja la tensión de la cara, estimula la comunicación y expresión verbal. Debes colocar las yemas de los dedos en las mejillas y presionar al mismo tiempo que simulas un bostezo.

7. Sombrero del pensamiento

Pon las manos en tus orejas y estira un poco hacia afuera. Es así como favorecer tu capacidad de atención y de escuchar, mantienes equilibrio, aumentas la fluidez verbal en tanto ejercitas tu cerebro.