El bullying y los niños ¿Cómo ayudarlos?

El bullying se define como la repetición de un comportamiento agresivo de un niño hacia otro y existen tres tipos:

  • El verbal: Sobrenombres, apodos, burlas, amenazas, insultos.
  • El físico: Empujar, golpear, patear, adueñarse de las cosas que no son de uno.
  • Por relación o social: Correr rumores sobre alguien, excluir a una persona de una actividad, convencer a otras personas de no ser amigos de la persona afectada.

Ser víctima de bullying

De acuerdo con estudios realizados, 64% de los niños de 12 a 18 años fue víctima del bullying en la escuela. El bullying ocurre debido a un desequilibrio del poder mental, físico o mental.

Los bullies (niños que hacen bullying) generalmente dirigen su intimidación a niños que son percibidos como débiles, diferentes o menos populares que el resto.

Factores de riesgo de ser víctima de bullying

  • Tener bajo autoestima
  • Relaciones débiles en ámbitos sociales
  • Tener problemas de aprendizaje o una discapacidad física
  • Ser percibido como molesto o qué busca la atención del resto
  • Tener ansiedad o depresión
  • Ser percibido como diferente (sobrepeso, vestir diferente, ser muy delgado, muy alto, etc)

El bullying y el ADD

El ADD es un trastorno por déficit de atención con hiperactividad. Los niños que fueron diagnosticados con este trastorno suelen ser muy impulsivos y es por eso que son percibidos como “diferentes” del resto.

También tienen problemas para desarrollar las herramientas sociales, los que los pone en un lugar más propenso a ser intimidado o víctima de bullying. Un estudio realizado en Australia encontró que las niñas con ADD son más propensas a ser víctimas de bullying de aquellas que no fueron diagnosticadas.

Signos para saber si tu hijo es víctima de bullying

Hay muchas señales que puedes tener en cuenta para detectar este comportamiento. Y es muy importante que las conozcas porque en la mayoría de los casos los niños no piden ayuda.

Es importante que reconozcas los síntomas y signos:

  • Cambios notables en el comportamiento diario, como comer menos o más, tener pesadillas o problemas para dormir
  • Tienen pocos amigos y evitan todo tipo de reunión social
  • Luce ansioso, triste o se siente enfermo más de lo normal
  • Perder objetos personales y no ser capaz de explicar por qué
  • Mostrar poco interés en el colegio
  • Tener lesiones físicas, como rasguños, moretones, etc

Qué se puede hacer frente al bullying

El bullying es algo muy serio y hay que tomarlo como tal. Las consecuencias de no prestarle atención a esto pueden ser realmente graves. Si sospechas que tu hijo sufre de bullying en el colegio, debes hablar con él de inmediato.

Presta atención a su comportamiento diario, sus hábitos, etc. Si dudas de que puede estar siendo víctima de bullying, programa una reunión con las autoridades del colegio.Si el problema persiste, si notas que el comportamiento y desarrollo de tu hijo empeora, puedes contactar a la policia.

Se recomienda no tomar como medida sacar al niño de la institución porque esto puede generar un “incorrecto” mensaje para él. El niño víctima de bullying no es el culpable de lo que le sucede. Puedes contactar un consejero o terapeuta que ayude al niño a expresas sus emociones.

¿Cómo ayudar a un niño víctima de bullying?

Apoyo de los padres: Es importante que los padres no culpen a su hijo por el trato que éste recibe. Darle la confianza suficiente para que haga frente a esta situación es un buen apoyo. Escucharlo y entenderlo son las acciones que harán que tu hijo pierda el miedo a contar lo que le sucede.

Ayudarlo a desarrollar las herramientas de comportamiento social: Estimular sus vínculos, armar salidas por fuera del colegio con sus amigos, toda actividad que le permita al niño generar vínculos fuertes por fuera de la institución es de gran ayuda.

Soporte positivo en el colegio: Hablar con las autoridades del colegio para que estén al tanto de la situación y que se hagan cargo de la situación dentro de la institución. Que el niño no quede desprotegido en las horas que pasa en el colegio.

Darle oportunidades de generar nuevas amistades: No dejes que la única actividad de tu hijo sea ir al colegio. Anotarlo en diversas actividades cómo un deporte, teatro o algún curso de idioma le permitirá conocer nuevos amigos, por fuera del colegio, en dónde el podrá mostrarse de la manera que desea sin ser prejuzgado.

Si crees que tu hijo es víctima de bullying, toma las medidas correspondientes. Si crees que tu hijo es un bullie, debes hacer algo al respecto también. Habla con él y hazle saber que esos comportamientos no son los adecuados y pueden causar mucho daño en otros niños.