Elimina el dolor crónico con estos medicamentos y métodos efectivos

Reconocer que el dolor crónico es un problema es el primer paso para encontrar un tratamiento adecuado. Habla con un profesional sobre tus síntomas. Junto con tu médico podrás identificar la fuente del dolor crónico y así encontrar tratamientos que te permitirán solucionar este molesto problema.

Los medicamentos de venta libre, y también los que se venden bajo receta, suelen ser utilizados para tratar los dolores crónicos. Sin embargo, para muchas personas, la combinación de medicamentos con terapias específicas forman la mejor solución para eliminar el dolor crónico.

Los medicamentos se pueden combinar con:

. Terapia física
. Ejercicio
. Acupuntura
. Técnicas de relajación
. Apoyo psicológico

Medicamentos de venta libre para el dolor crónico

Los medicamentos de venta libre más utilizados para tratar el dolor crónico son el acetaminofeno y otras drogas anti-inflamatorias como por ejemplo la aspirina, el ibuprofeno y el naproxeno.

Estos medicamentos pueden ser utilizados tanto para aliviar dolores como para reducir inflamaciones. El uso a largo plazo puede generar efectos secundarios. Siempre consulta con un profesional antes de tratarte con este tipo de medicamentos.

Medicamentos recetados para el dolor crónico

Algunos dolores crónicos no pueden ser controlados con medicación de venta libre. En estos casos los médicos suelen recetar algunos medicamentos más fuertes.

Se suelen utilizar varios tipos de medicamentos recetados para tratar los dolores crónicos, como por ejemplo los opioides (como la morfina, codeína, hirocodona y oxicodona) y los adyuvantes (como ciertos antidepresivos y anticonvulsivos)

Los antidepresivos afectan la manera en la que el cerebro procesa el dolor. Pueden ser muy efectivos para tratar algunos tipos de dolores.

Efectos secundarios de los medicamentos

La medicación suele generar efectos secundarios y síntomas no deseados, que pueden ser desde imperceptibles hasta muy notorios. Siempre consulta con tu médico si sientes alguno de estos síntomas:

. Hinchazón
. Náuseas y vómitos
. Diarrea o constipación
. Problemas para respirar
. Latidos cardíacos anormales

Implantes quirúrgicos para el dolor crónico

Cuando el dolor crónico no puede ser controlado con medicamentos, existen otras opciones, como por ejemplo los implantes quirúrgicos.

Existen muchos tipos diferentes de implantes que se utilizan para calmar el dolor. Se pueden utilizar bombas para el dolor que llevan medicación directamente a la zona afectada, como por ejemplo la médula espinal.

Inyecciones en puntos de gatillo

Los puntos de gatillo, conocidos en inglés como trigger points, son un área del músculo que es más blanda. Allí se pueden utilizar inyecciones para mejorar el dolor en el área afectada.

Es importante destacar que no todas las personas poseen puntos de gatillo en sus cuerpos. Los puntos de gatillo se suelen encontrar en personas que poseen condiciones como la fibromialgia, el dolor crónico pélvico y síndrome del dolor miofascial.

Existen otros medios para aliviar los dolores crónicos, que son igual de efectivos que los anteriormente mencionados, como por ejemplo:

. Terapias cognitivas
. Terapias físicas
. Ejercicio físico
. Relajación
. Acupuntura
. Estimulación nerviosa

Como te comentamos al inicio de este artículo, es importante que hables con un médico si sufres de dolor crónico, ya que te podrá brindar los mejores métodos que se adapten a tu situación. No todos los dolores crónicos son iguales, la clave está en encontrar la terapia indicada.