3 estrategias para eliminar el azúcar de tu vida fácilmente

Para muchas personas el consumo de azúcar o de dulces es su punto débil, porque simplemente no pueden evitarlos. A pesar de que muchos queremos dejar de comer tanto azúcar, dejarlo puede ser más difícil de lo que parece.

Sin embargo, con algunos cambios de hábitos y una estrategia sólida, es posible evitar los antojos de comidas dulces. Cuidado, porque no es fácil, pero es totalmente posible.

Si sigues estas recomendaciones que explicamos aquí podrás evitar el azúcar, ahorrarte unas calorías extra sin nutrientes y en el proceso bajar de peso. ¿Quién no quiere todo eso?

Cómo evitar el azúcar fácilmente:

1 – No tomes más bebidas azucaradas

Las bebidas dulces y los refrescos son una de las fuentes de azúcar más grandes que existen en la actualidad. Esto significa que si todos los días consumes refrescos, té con azúcar, café con azúcar, o bebidas energizantes, estás incorporando a tu cuerpo mucho más azúcar del recomendado.

Este es el primer lugar que tienes que atacar.

Dejar tu refresco favorito puede ser difícil, pero es clave. A muchas personas lo que más le gusta de los refrescos son las burbujas, y no el azúcar en sí, así que lo primero que puedes probar es cambiando refrescos azucarados por bebidas con gas dietéticas (en primer lugar) para después luego suplantarlas por agua con gas.

Si quieres que tu bebida tenga un poco de gusto puedes probar añadiendo sabor natural, por ejemplo con unas rodajas de limón, con lima, o con una naranja. La menta también sirve para añadir sabor sin calorías.

Recuerda ir en pasos si no quieres cortar de una vez:

  • Prueba usando menos cucharadas de azúcar
  • Luego, cambia por edulcorante
  • En última instancia, prueba las bebidas con su sabor natural

¡Haz esto y podrás apreciar el verdadero sabor de las bebidas!

2 – Ten cuidado con los endulzantes artificiales

¿Si no puedo consumir azúcar puedo usar edulcorantes? A primera vista, parecería que sí, pero cuidado, porque está comprobado que los endulzantes artificiales no ayudan a las personas a adelgazar.

Muchos estudios indican que los endulzantes artificiales no sólo no ayudan a adelgazar sino que también generan atracones de azúcar y dependencia de esta sustancia.

Abandona los endulzantes de cualquier tipo y verás cómo empezarás a sentir el verdadero sabor de los alimentos. Una vez que llegues a ese punto no podrás consumir cosas dulces porque te parecerán muy fuertes.

3 – Evita los alimentos super procesados

Las galletas, los dulces, los caramelos… todo lo que puedas comprar en el supermercado y venga dentro de un paquete tiene 90% de posibilidades de haber sido procesado.

Cuando un alimento se procesa, se le añaden azúcares, sal, grasas trans, y otros elementos que aportan calorías vacías sin nutrientes verdaderos. Lo mejor que puedes hacer es evitar estos productos. Inclínate siempre hacia los alimentos naturales, como frutas, verduras, frutos secos, y carnes magras.

¡Sigue estos consejos y déjalo para siempre!