Las mejores técnicas para eliminar mocos sin lastimarse

No es una lectura agradable, pero sí muy necesaria. Si bien los mocos son los que actúan como barrera o filtro para que la suciedad que está en el ambiente no entre en nuestro organismo, en exceso pueden resultar molestos e incluso impedir que respiremos de manera correcta.

El aire que respiramos contiene pequeñas partículas de elementos perjudiciales como polvo, polen y mugre, que pueden llegar a enfermarnos. Si todos estos elementos llegaran directamente a los pulmones, sería prácticamente imposible respirar.

Entonces, la membrana viscosa y los vellos, así como la sustancia que se genera de la combinación de ambos -los mocos- y que se encuentran en las paredes de la nariz, son los protectores del sistema respiratorio.

Cumpliendo una función tan importante, vale la pena entonces conocer la manera correcta de limpiarlos para mantener una higiene adecuada para una buena salud, sobre todo cuando sufrimos de la molesta congestión nasal.

Técnicas para eliminar los mocos de manera segura

De acuerdo con diferentes estudios e investigaciones sobre el tema, un porcentaje alto de personas limpia sus mocos de manera inadecuada, simplemente metiendo sus dedos en la nariz para sacarlos.

Por otro lado, en algunas épocas del año la congestión nasal es bastante común y también bastante incómoda.

Pero siguiendo algunas recomendaciones, es posible aliviarla de manera segura.

1. Hacer inhalaciones de infusiones elaboradas con flores de manzanilla combinadas con eucalipto, pues el vapor que estas desprenden ayudan a humedecer las fosas nasales, para que sea más fácil deshacerse del moco.

2. Lavar la nariz con una solución salina que puedes elaborar con 100 mililitros de agua y dos cucharadas grandes de sal; esta concentración es la adecuada para no resecar ni tampoco inflamar las fosas nasales. Otra opción es sal Kosher y bicarbonato de sodio disueltos e agua destilada.

3. Utilizar aerosoles nasales también es una buena opción, pero debes tener cuidado con esta alternativa y buscar las presentaciones que no contengan ningún medicamento y que estén elaboradas con ingredientes naturales; no exceder de las dosis recomendadas en las indicaciones.

Otros consejos generales para evitar que las fosas nasales se congestionen, es el consumo de cítricos, pues estos mejoran el funcionamiento del sistema inmunológico.

¿Cómo limpiar los mocos a un bebé?

Una duda recurrente entre los padres primerizos es cómo poder eliminar los mocos de la nariz de los bebés, sin llegar a lastimarlos.

En el caso de los más pequeños, es importante mantener una correcta higiene nasal, sobre todo en épocas de frío, cuando los resfriados, las gripes y los catarros son muy comunes.

Y para esto, en el mercado existen algunas herramientas que pueden ser de mucha utilidad, como una que se conoce como pera, pues su forma se asemeja a la de la fruta. Para utilizar solo hay que apretarla para sacarle el aire, introducir en la nariz del bebé y soltar para succionar los mocos.

Asimismo, puede utilizarse un pequeño aspirador que consta de dos extremos, uno que se introduce en las fosas nasales y el otro que se utiliza para realizar las aspiraciones necesarias para sacar toda la mucosidad de la nariz.

También podemos hacer uso de los sacamocos eléctricos, cuyo funcionamiento es bastante sencillo, pues solo consiste en colocar la punta en las fosas nasales y apretar un botón para activar el succionador que se encargará de limpiar la nariz.

Otra opción que es aconsejable es el uso se sueros. Se coloca al bebé de lado y se coloca el líquido en el orificio nasal del lado superior y se repite la operación del otro lado; esto provocará en el pequeño estornudos que liberarán los mocos que podemos limpiar con una gasa.

Sea cual sea el caso, es importante que aprendas las maneras correctas de mantener una higiene nasal adecuada, para evitar complicaciones.

Califica este artículo:

0/50 votos