Hashimoto: causas, síntomas y tratamiento de la Tiroiditis Crónica

La enfermedad de Hashimoto daña la función de la glándula tiroides. Se puede conocer también como tiroiditis crónica. Esta enfermedad es la causa más común de hipotiroidismo. La tiroides libera hormonas que regulan tu metabolismo, así como también la temperatura del cuerpo y la fuerza muscular.

Cuál es la causa de la enfermedad de Hashimoto

Esta enfermedad es autoinmune. Los anticuerpos de tu organismo atacan las células de la tiroides. Los profesionales no saben exactamente por qué se produce esto, aunque muchos están de acuerdo en que factores genéticos tienen un papel importante en esta enfermedad.

Riesgo de contraer la enfermedad de Hashimoto

La causa de la tiroiditis crónica no se conoce. Sin embargo, se identificaron varios factores de riesgos que podrían tener incidencia sobre la misma. Por ejemplo, una persona tiene siete veces más chances de padecer esta enfermedad si es mujer, sobre todo si la mujer ya estuvo embarazada.

El riesgo es más alto si la persona presenta parientes con algún historial de enfermedad autoinmune, como por ejemplo:

  • Diabetes tipo 1
  • Lupus
  • Artritis reumatoide
  • Vitiligo
  • Enfermedad de Addison

Los síntomas de la enfermedad de Hashimoto

Los síntomas de esta enfermedad no son exclusivos de la misma. Presenta síntomas de tiroides con bajo nivel de funcionamiento. Entre los síntomas que indican que la tiroides no está funcionando a nivel óptimo podemos encontrar:

  • Constipación
  • Piel seca y blanca
  • Niveles altos de colesterol
  • Depresión
  • Fatiga
  • Parte baja del cuerpo con falta de fuerzas
  • Intolerancia al frío
  • Cabello fino
  • Períodos irregulares o fuertes en mujeres
  • Problemas de fertilidad

Una persona puede tener la enfermedad de Hashimoto por muchos años antes de tener cualquier síntoma. Los mismos suelen empeorar con el tiempo, mientras el cuadro se torna más grave.

Algunas personas con esta condición pueden desarrollar una tiroides más grande. Esto puede manifestarse como un área hinchada en la parte frontal del cuello. Esto raramente causa dolor, pero puede generar problemas para tragar.

Cómo se diagnostica la tiroiditis crónica

No todas las personas que sufren de la enfermedad de Hashimoto necesitan tratamiento. Si tu tiroides está funcionando normal, quizás sólo necesites control periódico para detectar cambios.

Si la tiroides no está produciendo hormonas suficientes, quizás necesites medicamentos. La Levotiroxina es una hormona sintética que reemplaza la hormona tiroides faltante, llamada tiroxina. No tiene prácticamente efectos secundarios. Si necesitas esta droga, seguramente la necesites por el resto de tu vida.

El uso regular de la Levotiroxina puede volver los niveles hormonales a la normalidad. Cuando esto pasa, usualmente los síntomas desaparecen. Sin embargo, es necesario un chequeo constante para asegurarse que los niveles hormonales están bien. Esto permitirá al médico ajustar la dosis.

Complicaciones relacionadas a Hashimoto

Si la enfermedad no se trata, pueden surgir problemas de:

  • Corazón, incluyendo falla cardíaca
  • Niveles altos de colesterol
  • Deseo sexual disminuido
  • Depresión

Además, Hashimoto puede producir problemas durante el embarazo. Si tienes alguna duda por favor consulta con tu médico. El podrá ver tu caso particular y decirte cómo proceder.

Imágenes: 1, 2