¿Qué es la eritropoyetina y cuál es su función en el cuerpo?

La eritropoyetina es una hormona glicoproteína muy importante para la creación de glóbulos rojos durante la reproducción de la sangre en el organismo.

El nombre eritropoyetina se origina del griego erythos, que quiere decir rojo, y  poiein que significa hacer. También se conoce como epo, lo que se entiende como  epoetina,  aunque antiguamente se le conocía como hematopoyetina.

Se encuentra entre los componentes estimulantes de la eritropoyesis, la cual se encarga de formar nuevos glóbulos rojos o eritrocitos, un  proceso que se realiza en la médula ósea.

¿Quiénes la usan?

Es importante señalar que la eritropoyetina se fabrica de manera biotecnológica para el tratamiento en personas que sufren de anemia, y en pacientes que se les realicen diálisis debido a que la formación de la sangre se encuentra alterada por un mal funcionamiento de los riñones.

También se utiliza en individuos que se han realizado una quimioterapia muy  agresiva. De igual forma, esta hormona ya ha sido usada, incluso, en niños recién nacidos.

¿La eritropoyetina es una droga?

Desafortunadamente la eritropoyetina se ha visto envuelta en escándalos por el uso indebido que le han dado algunos deportistas. De hecho, esta sustancia se encuentra prohibida en las competencias deportivas dado a que varios atletas han manipulado su desempeño a través de una dosis extra.

Específicamente se han conocido muchos casos de ciclistas, por ello es conocida también como la droga del ciclista.

¿Cómo funciona el dopaje en el organismo?

Una vez que el deportista recibe varias inyecciones de eritropoyetina, incrementa la concentración de glóbulos rojos, teniendo como resultado que los músculos reciban mucho más oxigeno de acuerdo a la misma cantidad de sangre con la que se está trabajando. De esta manera aumenta el rendimiento de forma artificial, sus músculos trabajan con mucha más resistencia y se retarda la aparición de la fatiga.

Este dopaje en los deportistas se comienza  a descubrir luego del año 2.000, donde se creó un procedimiento para detectar la presencia anormal de la eritropoyetina  en la sangre.

¿Cuáles son sus funciones principales?

Tiene como función principal adelantar o acelerar el proceso de producción y maduración de los glóbulos rojos, y así lograr aumentar el  porcentaje de ellos en la sangre.

Debido a que los glóbulos rojos son las células encargadas de llevar el oxígeno al resto del organismo, si disminuye la aportación del mismo, se activarán unos sensores que acelerarán la producción de eritropoyetina, trabajando directamente desde los riñones, exactamente en  los capilares peritubolares, vasos sanguíneos que permiten la reabsorción y secreción de algunas sustancias en la sangre.

De igual forma una mínima parte se produce también del hígado, proceso que hace que el incremento de glóbulos rojos retorne a su estado normal para que así haya continuamente una relación contraria u opuesta entre los valores de la eritropoyetina y los de la hemoglobina.

Efectos adversos

Sus efectos contraproducentes son el aumento de las posibilidades a padecer alguna obstrucción en las arterias coronarias, hipertensión, trombosis, dolor de cabeza, taquicardia, náuseas, vómitos,  diarrea, falta de respiración o algún accidente cerebro vascular. Ello sólo si se llegara a usar para incrementar los niveles de hemoglobina por encima de los valores requeridos.

¡Presta mucha atención!

Es importante señalar que esta sustancia sólo se debe suministrar bajo prescripción médica, ya que es quien evaluará el caso y te orientará. De igual forma, te dará las indicaciones correctas tomando en cuenta ciertas contraindicaciones por  las cuales no se puede utilizar esta hormona, como por ejemplo, si existe hipersensibilidad a productos derivados de la proteína animal y vegetal, cuando se sospeche de la presencia de embarazo y si existe algún historial de epilepsia o alguna enfermedad hematológica  u otras patologías.

Califica este artículo:

5/51 voto