Parejas tóxicas: 5 puntos en contra de estar en pareja

Tener una relación es uno de los retos más comunes y a la vez más complicados que existen. Existen ciertos puntos en contra de estar en pareja porque cuando iniciamos, nos damos cuenta que la otra persona no es una “hoja en blanco”. Tiene un pasado, una forma de ser, experiencias y recuerdos totalmente distintos a los nuestros. Esto puede incluir amores sin olvidar, o traumas no superados.

En general, es posible verlo a medida que la relación avanza y, por ende, cuando estas diferencias son muy marcadas, las parejas pierden la ilusión y fracasan.

Si bien estar en una relación trae consigo cosas muy buenas, como hallar a alguien con quien compartir nuestros gustos y anhelos, inevitablemente también arrastra consigo ciertos problemas que notaremos a medida que pasan el tiempo.

Algunas de estas desventajas o puntos en contra de estar en pareja las enlistamos a continuación:

1. No todo es como parece

Perder la ilusión es quizá el primer problema que enfrentan las parejas al iniciar la relación. Esto se debe a que, al comienzo, cuando están en pleno proceso de salidas o citas, cada parte suele dar una imagen de sí poco acorde con la realidad.

De esta forma, cuando comienzan a pasar mucho más tiempo juntos, las virtudes que al principio parecían maravillosas, suelen convertirse es molestos defectos. Y entonces comienzan los reclamos, las discusiones y el desencanto.

2. Pérdida de la libertad

Es muy común que antes de iniciar una relación muchos vengan de largos periodos de soltería, en los que se hayan acostumbrado a un estilo de vida mucho más libre y sin tantas ataduras.

Las relaciones llevan a perder la libertad. Bien sea porque la otra persona es posesiva, o porque se cree que se debe renunciar a ciertos “privilegios” que ofrece la soltería (como salir de fiesta, llegar a la hora que se desea, no dar explicaciones), el estar en pareja obliga a pensar en el otro, ya que debe estar presente en nuestras decisiones.

Como problema este es mayor cuando se es una persona cerrada, a la cual le cuesta hablar sobre sus deseos, metas y proyectos personales, ya que será recurrente que la pareja se queje sobre este asunto, alegando falta de confianza.

3. Discusiones recurrentes

Las discusiones por temas sin importancia también están dentro de las desventajas. Esto se debe a que lo que para algunos tiene relevancia, para otros puede ser indiferente o incluso tonto.

Los casos más comunes que generan discusiones están ligados a la convivencia. Sin embargo, también es recurren que existan peleas por personas cercanas como amigos, familia o incluso ex parejas.

En este último caso, los celos sin sentido, o la falta de respeto para con algún ser querido puede ocasionar problemas muy serios.

4. Pérdida de metas personales

Como las decisiones a tomar deben ser pensadas para ambos, en muchos casos algunos de los dos se ve obligado a sacrificar sus deseos por cumplir los del otro. La pérdida de metas personales es algo recurrente en relaciones que llevan mucho tiempo, sobre todo si uno de los dos tiene algún talento que lo hace ser exitoso.

Esto tiene mucho más que ver con egoísmo que con amor, pero pocas veces se nota cuando se está dentro de la relación.

5. Problemas en el trabajo

Un caso particular, pero que suele repetirse, es compartir el trabajo con la pareja. Muchos podrían considerar que es mejor, porque se pasa mayor tiempo junto; sin embargo, esto puede propiciar problemas, como llevar las discusiones de la casa a la oficina, o sentir que se está cansado de la otra persona.

A esto se suma que los temas de conversación sean siempre los mismos, cayendo en la rutina. Además, el desempeño laboral puede verse afectado.

Califica este artículo:

0/50 votos