7 formas de quitarse el estrés en el trabajo para siempre

La mayoría de las personas que padece estrés en el trabajo lo relacionan directamente con los malos jefes, la gran carga laboral o políticas de la oficina, que empeoran esta circunstancia.

Te daremos 7 tips para hacer tu lugar de trabajo menos estresante

1. Aprovecha al máximo tus descansos

Usa la pausa del almuerzo para desconectarte por completo. Sal a hacer algo que te guste, ya sea caminar o ver locales. Caminar puede ayudarte a despejar la cabeza y a la vez le hará bien a tu salud.

No almuerces en el escritorio de ninguna manera, compra algo sano y al paso que te permita comer rápido y salir a caminar. Quince minutos de caminata rápida pueden hacerte perder de 50 a 100 calorías según tu peso.

2. Esquiva el chisme

El drama de la oficina solo conduce a más frustración. Y no solo eso, puede crear más desconfianza entre compañeros de trabajo y agregarte preocupación innecesaria. El estrés y el mal humor puede llevarte a que el punto de habla seas vos y eso será peor. No hables mal de otros y mantente alejado de los chismes.

3. Cambia o acéptalo

Esto puede ser más difícil de lo que parece pero si hay problemas en el trabajo que no puedes cambiar, acéptalos tal cual son. Pero, si puedes mejorar un problema, intenta activamente lograrlo.

4. Ten trato con las personas del trabajo

Ya sean compañeros de trabajo o clientes, el estrés y frustración se puede reflejar fácilmente. Por eso, para que esto no suceda intenta imaginarte en la posición de ellos viéndote a ti e intenta cambiar eso que se puede ver de ti y no te gusta. También es bueno que puedas hacer sociales o cumplidos para que no crean que tu mal humor es por culpa de ellos. Eso es algo que fácilmente se puede mal interpretar.

5. Expresa tus frustraciones

Si por más que lo intentes no puedes cambiar tu estado de ánimo, es hora de que hables con alguien. Y quizás, la persona indicada sea la que causa tu estrés, un jefe o un supervisor. Asegúrate de ir con las ideas claras, sin mal humor ni intenciones, para que lo que digas no sea mal tomado. Se claro con tus ideas y los demás lo entenderán.

6. Diviértete

Siempre y cuando sea apropiado, tómate el tiempo de divertirte también. Esta comprobado que sonreír, por el simple acto de hacerlo, ayuda a aliviar la tensión y la depresión tuya y de quienes te rodean. Puedes proponer juegos pequeños en tu trabajo en el cual participen todos.

7. Déjalo en el trabajo

Cuando salgas del trabajo, intenta que las cosas queden ahí. No te lleves trabajo a casa ni sigas pendiente de él. Despeja tu mente por completo y enfócate en ti, tu familia o tu pareja. Esto te quitará el mal humor y el estrés del día.

Califica este artículo:

0/50 votos