Descubre cómo dañas a tu cuerpo cuando consumes mucha sal

Nada en exceso es bueno, y la sal no se queda afuera de esta afirmación. Tu cuerpo necesita sodio para funcionar correctamente, pero los problemas surgen cuando consumes más de lo que deberías.

Para que tenas como referencia, se recomienda no ingerir más de 5 gramos de sal por día (una cucharada de té, por ejemplo, contiene 6 gramos). Hoy te mostraremos qué le pasa a tu cuerpo cuando consumes más sal de la que deberías.

La sal daña a los riñones

Tu cuerpo necesita una pequeña dosis de sodio para mantener los niveles de fluidos corporales balanceados. Sin embargo, un exceso de sodio puede dañar los riñones.

Cuando tu cuerpo incorporar mucha sal, los riñones retienen agua para diluir este electrolito en tu torrente sanguíneo, ayudando a tu corazón a funcionar mejor. Esto carga de trabajo a los riñones y afecta la función renal.

Incrementa la presión arterial

La presión alta es la causa más importante de enfermedad cardiovascular, y usualmente la alta ingesta de sal es uno de los factores que más incide en esto.

Un nivel alto de sodio en sangre causa una disminución de la síntesis de óxido nítrico, el cual es vasodilatador. Esto significa que tu cuerpo experimentará más resistencia, ya que los vasos sanguíneos no aumentan su ancho lo suficiente.

Aumenta el riesgo de sufrir cáncer de estómago

El consumo excesivo de sodio está relacionado con un mayor riesgo de sufrir cáncer de estómago. Incluso se estima que la sal es el factor que más incidencia tiene en la formación de este tipo de cáncer.

Una dieta con un alto nivel de sodio podría inducir la actividad en la bacteria estomacal helicobacter pylori, haciendo más graves los síntomas. Además, la ingesta de sal en altas cantidades puede disminuir la efectividad del tratamiento de esta enfermedad.

Si estás sufriendo de una úlcera estomacal o posees riesgo de contraer cáncer de estómago, tendrías que eliminar la sal completamente de tu dieta y elegir alimentos bajos en sodio.

Debilita los huesos

El consumo excesivo de sodio puede ser perjudicial para tus huesos. Mucha sal podría causar pérdida de calcio en tus huesos. El calcio es un elemento fundamental para mantener huesos fuertes y sanos.

A medida que los huesos pierden calcio, se debilitan y se pueden romper más rápido. Esto puede incrementar el riesgo de sufrir osteoporosis.

Puede provocar asma

El asma, el cual suele afectar tanto a niños como adultos, puede reducir drásticamente la calidad de vida. Para poder tratar el asma, la dieta es fundamental.

El sodio puede producir un ataque de asma. Además, los pacientes que sufren asma tienen más posibilidades de aumentar el riesgo de sufrir problemas del corazón, de los huesos, o renales. Consumir menos sal no es de por sí un tratamiento para el asma, pero podría ayudar como tratamiento complementario.

Califica este artículo:

0/50 votos