Fibrosis pulmonar y la importancia del tratamiento temprano

La fibrosis pulmonar idiopática (FPI) es una enfermedad pulmonar en la cual el tejido pulmonar se vuelve más rígido y marcado. Y esto dificulta la respiración, cada vez más.

Lo cierto es que no hay cura para la FPI pero existen nuevas drogas que hacen posible retrasar el empeoramiento y mejorar la calidad de vida. Otros tratamientos posibles incluyen la dosis de oxígeno, la rehabilitación pulmonar para permitirte respirar mejor y el transplante de pulmón.

¿Por qué es importante el tratamiento temprano?

Como bien dijimos, el tratamiento temprano para la FPI es importante porque puede retrasar el progreso de la enfermedad y mejorar la calidad de vida. También contribuye para conocer más la enfermedad y cuáles son los tratamientos y cómo influye el resultado de ellos en la esperanza de vida.

Los tratamientos pueden ser:

Medicación: Nuevas drogas para retrasar el aparición de cicatrices por el FPI. Esto es importante porque una vez que las cicatrices aparecen, no hay forma de eliminarlas.

Oxígeno complementario y terapia física: Esto mejora la función pulmonar, lo cual puede ayudarte a manejar la FPI y funcionar normalmente.

Ejercicio: Trabajar y aumentar tu masa muscular puede ayudarte a vivir más tiempo.

Trasplante de pulmón: Esto prolonga tu vida significativamente. Más joven eres, más calificado estás para recibir un transplante.

Tratamiento de ERGE: Tomar medicamentos para la enfermedad de reflujo gastroesofágico, que es normal para la gente que tiene FPI, se asocia a tener menos cicatrices pulmonares.

¿Qué tratamientos están disponibles?

Tu doctor decidirá cuál es el tratamiento correcto para ti en particular pero te contamos cuales son los que hay disponibles.

Nuevas drogas

El desarrollo más importante para el tratamiento del FPI es la nueva variedad de medicamentos. En el 2014 se aprobó el uso de nuevos fármacos para tratar esta enfermedad: Nintedanib y pirfenidona.

Ambos medicamentos no curan la enfermedad pero te ayudan considerablemente a prevenir cicatrices y alentar el progreso de la enfermedad.

Tratamientos complementarios

Un pequeño tanque de oxígeno portátil puede suministrar la dosis de oxígeno extra que necesitas para respirar correctamente, sobretodo cuando estás más activo. Esto es importante para el confort de quien lo padece y también para prevenir problemas cardíacos derivados de la falta de oxígeno en sangre.

La rehabilitación pulmonar es un programa designado para ayudarte con la FPI. Incluye ejercicios de respiración, reducción de estrés y educación.

Trasplante pulmonar

Un trasplante de pulmón puede mejorar la calidad de vida pero también tiene sus riesgos. La FPI es ahora una razón fundamental para aprobar el trasplante pulmonar. De hecho, la mitad de los transplantes de pulmón se deben la FPI.

¿Existen tratamientos no invasivos?

Aparte de las opciones médicas hay ciertos hábitos que puedes elegir para vivir mejor con esta enfermedad:

  • Si fumas, déjalo ya. El fumar es correlativo con la aparición de esta enfermedad y agrava la enfermedad.
  • Chequea tus niveles de oxígeno en tu casa
  • Pierde peso si estás excedido y mantente en un peso saludable. El exceso de peso puede impedirte la correcta respiración.
  • Mantente al día con las vacunas para la gripe y la neumonía. Ambas enfermedades son peligrosas para las personas con FPI.
  • Trátate el reflujo gastroesofágico y la apnea de sueño si las padeces. Son normales en las personas que padecen FPI.
  • Toma suplementos de vitaminas y minerales
  • Únete a un grupo de apoyo para pacientes con FPI.