Flora intestinal: cuales son sus funciones y cómo recuperar su salud

No es un tema que tratamos con mucha frecuencia, pero no por eso deja de ser importante ¿Sabes qué es la flora intestinal? ¿Conoces las razones por las que sufre desbalances? ¿Entiendes cómo esto afecta a tu organismo?

Comencemos por lo más básico. La flora intestinal es un organismo que se caracteriza por estar integrado por gran cantidad de células y bacterias, que se va a formando a medida que transcurren los años, derivada de la alimentación, de la lactancia materna e incluso de esos medicamentos que consumimos desde temprana edad.

En otra definición encontramos que es un conjunto de microorganismos vivos que se localizan desde el estómago hasta el recto y que son positivos para nuestra salud e indispensables para nuestra vida.

Cuando funciona de manera correcta, la flora intestinal es beneficiosa para el organismo porque nos ayuda a combatir los gases y los problemas digestivos; contribuye a subir las defensas para luchar contra enfermedades e incluso nos ayuda a adelgazar.

Alteraciones de la flora intestinal

A todo el mundo le sucede de vez en cuando que todo, absolutamente todo lo que come, le sienta mal y experimenta una sensación de pesadez que parece no aliviarse con nada. Cuando esto ocurre es como consecuencia de desbalances de la flora intestinal.

Las alteraciones de la flora intestinal pueden tener varios motivos. Por ejemplo, se sabe que los tratamientos médicos que incluyen antibióticos pueden alterarla. Pero esto también se le atribuye al estrés o a una mala alimentación alta en grasas y azúcar o escasa en fibras.

Al haber un desequilibrio entre las bacterias buenas y las bacterias malas, lo que ocurre es que se ve comprometido el trabajo del sistema inmunológico, lo que desencadena problemas estomacales e intestinales, incluyendo diarrea, estreñimiento y gases.

Pero la hinchazón y los malestares estomacales no son los únicos síntomas de un inconveniente con la flora intestinal, también hay que estar atentos a otras señales como:

• Depresión y ansiedad
• Problemas en la piel
• Alteraciones metabólicas
• Enfermedades autoinmunes.

La flora intestinal tiene un constante intercambio con el sistema inmunológico que es fundamental, sobre todo en edades tempranas.

¿Cómo recuperar la flora intestinal?

Para lograr restaurar la flora intestinal se pueden tomar algunas medidas, incluyendo el consumo de probióticos, que son los que ayudan a mantenerla sana para que así también aumenten nuestras defensas.

Cuando existe un trastorno de la flora intestinal como consecuencia de la ingesta de antibióticos, por una intoxicación o por un problema estomacal de otra índole, lo más recomendable es es comer o tomar: yogures, leche fermentada, cuajadas, quesos y otros productos similares que en sus etiquetas indiquen: “efecto probiótico”.

Pero, esto no es lo único que podemos hacer para mantener activas esas bacterias buenas.

Asimismo, también es aconsejable:

• No abusar de los antibióticos y consumirlos cuando es estrictamente necesario y en las cantidades indicadas por el médico.
• Disminuir al máximo el consumo de grasas, azúcar, harinas y comida chatarra, sobre todo cuando estés experimentado molestias.
• Aumentar la ingesta de fibra, pues es esta la que permite que la flora intestinal funcione cómoda y correctamente.
• Los encurtidos en vinagre como los pepinillos, las cebolletas y las aceitunas ayudan a la restitución de las bacterias buenas.
• Los frutos secos como las almendras crudas, el jengibre y el té negro, también favorecen el restablecimiento de la flora intestinal.

Además de facilitar el funcionamiento del aparato digestivo, la flora intestinal también es importante para eliminar las bacterias negativas del organismo y para permitir que el cuerpo absorba de manera

Califica este artículo:

5/51 voto