Descubre cómo tratar el dolor de espalda con flores de Bach

Los remedios naturales como las flores de Bach se conocen como un tratamiento de los desequilibrios de las emociones como ansiedad, miedo, estrés o tristeza. No obstante, también tienen otra función que es menos conocida: su capacidad para aliviar el dolor físico relacionado con las emociones, que pueden afectar a las personas más a menudo.

Sigue leyendo para que conozcas con detalle el poder de las flores de Bach para mejorar el dolor de espalda de forma natural.

¿Qué son las flores de Bach?

Las flores de Bach se caracterizan por ser 38 esencias vegetales extraídas de diferentes maneras según el tipo de planta, las cuales se utilizan como remedios. Son conocidas porque ayudan a equilibrar las emociones de forma natural, sin causar dependencia de ellas o producir efectos secundarios.

Estos remedios actúan de forma gradual con la finalidad de brindar a tu cuerpo el impulso que necesita para superar los sentimientos de miedo, ansiedad, resentimiento, anhelo, celos, culpa o apatía por ti mismo.

Forma de tomarlas

Cualquiera puede tomar flores de Bach, incluidos niños pequeños y personas que ingieren medicamentos, pues no tienen contraindicaciones. Se recomienda visitar a un terapeuta profesional que evalúe personalmente cada caso y decida qué flores son buenas de acuerdo a tu personalidad, temporada de vida en que te encuentras y el dolor que experimentas.

Debido a que no hay riesgo en caso de equivocarse, puedes tomar las flores relacionadas con el dolor que sientes y aplicarlas tú mismo en el área afectada. Se pueden combinar hasta siete esencias a la vez.

Para usarlas de forma oral, coloca cuatro gotas, cuatro veces al día, debajo de la lengua o mezcladas con agua. Para el uso tópico se aplican cuatro gotas, dos veces al día, directamente en el área afectada o mezcladas con alguna loción.

Tratamiento del dolor

El dolor es la manera en que el cuerpo advierte de un problema. Debería verse como una ayuda, no como un castigo, para arreglar algo que está perjudicando antes de que se convierta en una condición más seria. Por ello, es un gran error tomar medicamentos que revivirán el dolor sin buscar su origen.

Tu espalda sirve como apoyo y protección en la vida. Incluso si hay una lesión o inflamación que cause dolor, siempre hay un problema emocional cercano que debes conocer y tratar. De acuerdo con esa premisa, cada parte de tu espalda debe ser tratada con flores de Bach según tus emociones:

Cuello

El dolor de cuello está relacionado con el apoyo emocional que damos y recibimos. Las siguientes flores pueden ayudar: achicoria, cuando experimentas demasiada posesividad con tus seres queridos; holly, para los sentimientos de ira, celos y envidia; alerce, brinda confianza y seguridad en sí mismo; mimulus, para quienes temen estar solos o perder su trabajo, entre otros; castaño blanco, cuando piensas demasiado; y haya, que ayuda a ser más tolerante.

Espalda superior

Se manifiestan sentimientos de culpa que arrastras desde el pasado.

Las flores más beneficiosas son: pino, el principal remedio para superar la culpa; castaño blanco, cuando no puedes dejar de pensar en algo que te atormenta; madreselva, ayuda a vivir el presente; agua de roca, mejora la dureza contigo mismo; mostaza, si eres apático y vives en el pasado; y brote de castaño, para dejar de cometer los mismos errores.

Espalda baja

Aquí se expresa el miedo a las dificultades económicas.

Esta preocupación se supera con: mimulus, ayuda a superar miedos relacionados con dinero, trabajo y familia; agrimony, elimina el sufrimiento por llevar miedos en secreto; castaño rojo, para las preocupaciones por seres queridos; hornbeam, da energía para enfrentar situaciones difíciles; y gentian, ideal luego de pasar por un momento difícil.

Califica este artículo:

0/50 votos