Fraude en las redes sociales: A qué debo estar atento para no caer

Así como cada día que pasa los usuarios de las redes sociales se multiplican, lo mismo ocurre con las estafas, los engaños y los fraudes que se valen de la plataforma 2.0 para captar a aquellos incautos que sin saberlo son el blanco perfecto. Hoy hablaremos de los fraudes en las redes sociales. ¡Continúa leyendo!

Desafortunadamente, cada vez son más frecuentes las noticias sobre la gran cantidad de estafas en las redes sociales y, lo peor de todo, es que en la mayoría de los casos son las mismas personas las que facilitan el trabajo de los delincuentes ciberténticos, como consecuencia de la sobreexposición.

El problema en la era de la información es paradójicamente la desinformación y el descuido en el que incurren muchos usuarios con datos tan importantes como su información personal. La idea es entonces saber qué es lo que ocurre y cómo proteger la privacidad, para no caer en los engaños por pecar de inocentes o confiados.

Recuerda que ninguna institución bancaria solicita información confidencial de manera informal, que esos concursos maravillosos son demasiado buenos para ser verdad, que ningún desconocido tiene que tener acceso a tus datos personales y que a cambio de un premio nadie puede pedirte ninguna clave o contraseña.

Consejos de seguridad para las redes sociales

Fotografías, videos, datos personales, información sensible. Todo esto se comparte indiscriminadamente -de manera consciente o inconsciente- a través de la redes sociales y aunque pudiéramos pensar que estamos en un espacio seguro y que todo esto es inofensivo, lo cierto es que existen personas con malas intenciones siempre al acecho.

Si bien las redes sociales son herramientas muy poderosas y útiles para mantenernos informados y en contacto con otras personas, el problema es cuando estos medios de comunicación se utilizan de manera incorrecta.

Por eso, vale la pena que prestes atención a las siguientes recomendaciones, para que no te conviertas en una víctima más de los delincuentes virtuales:

1. Regularmente haz una revisión y depuración tus contactos, amigos o seguidores de las redes sociales, para limitar el riesgo de estar en contacto con personas completamente desconocidas, cuyas intenciones desconocemos.

2. Otórgale un grado de importancia superior al tema de las claves y contraseñas, deben ser difíciles de adivinar y no deberían contener datos personales como fecha de nacimiento, número de identificación o direcciones, por nombrar algunas cosas.

3. Aunque nos parezca fastidioso, es aconsejable hacer uso de los filtros y opciones de seguridad que nos ofrecen las propias páginas y redes sociales, como por ejemplo los perfiles privados para poder decidir quienes nos siguen y quienes no.

4. Cuando utilices un equipo que no sea el tuyo, debes desconectarte de tus cuentas y borrar la información que pueda ser sensible, para evitar que otra persona pueda entrar a tu perfil y hacer uso de tu información personal.

5. El manejo de las redes sociales en caso de los menores de edad, debe ser siempre bajo la estricta supervisión de los padres o representantes, porque en estas etapas son mucho más vulnerables a un engaño o estafa.

6. Tener mucho cuidado con la información que compartimos a través de las fotografías o videos, como por ejemplo, ubicación exacta, direcciones, placas de automóviles e incluso vacaciones, pues otra persona sabrá que tu casa estará sola durante varios días.

Usadas de manera correcta, las redes sociales son herramientas que nos permiten un mundo de posibilidades, no solo de entretenimiento, sino también de contacto con familiares y amigos e incluso oportunidades de empleo y desarrollo laboral. Entonces, no está de más que seas cauteloso y aproveches al máximo todo lo que ofrecen sin correr riesgos innecesarios.

Califica este artículo:

0/50 votos