Cuáles son los 3 grados de quemaduras y qué hacer en cada caso

Las quemaduras son una de las lesiones más comunes que pueden ocurrir dentro del hogar, y lamentablemente son los niños quienes más las sufren. Estas lesiones se caracterizan por generar graves daños en la piel que provocan que las células de la piel dañada se mueran. Es importante saber que existen diferentes grados de quemaduras.

La mayoría de la gente puede recuperarse de las lastimaduras sin consecuencia grave en la piel, dependiendo siempre del grado de gravedad de la quemadura. Las quemaduras requieren atención médica para prevenir lesiones permanentes.

Niveles de quemaduras

Existen tres niveles de quemaduras y cada uno se define por el daño de la piel, siendo el primer grado el menor y el tercero el más grave.

Los diferentes niveles de quemaduras:

  • Quemaduras de primer grado: piel roja, sin ampollas.
  • Quemaduras de segundo grado: ampollas y cierto engrosamiento de la piel
  • Quemaduras de tercer grado: espesor generalizado con apariencia blanca

También existen quemaduras de cuarto grado que incluyen quemaduras con síntomas de tercer grado pero que se extiende en los tendones y huesos.

Las quemaduras tienen diversas causas, incluyendo:

  • Líquidos hirviendo o muy calientes
  • Quemaduras químicas
  • Quemaduras eléctricas
  • Incendios
  • Exposición excesiva al sol

El tipo de quemadura no se basa en la causa de la misma en sí. Por ejemplo en las quemaduras químicas y eléctricas requieren atención médica inmediata porque pueden afectar el interior del cuerpo, incluso si el daño de la piel es menor, llevando en algunos casos extremos a la muerte. En el caso de los líquidos calientes depende del nivel de calor y el tiempo de contacto con la piel.

Quemaduras de primer grado

Este tipo de quemaduras causan un daño superficial porque afectan la capa externa de la piel.

Síntomas de las quemaduras de primer grado:

  • Enrojecimiento de la piel
  • Hinchazón o inflamación
  • Dolor
  • Piel seca y desprendimiento de la misma

Debido a que la piel exterior está afectada, una vez que las células de la piel muerta se desprenden, los síntomas desaparecen. El tiempo de cicatrización es de 7 a 10 días para no dejar cicatrices.

Si la quemadura afectó un área grande de la piel, debes consultar con tu médico, y si está en la cara o en una articulación importante que incluya:

  • Rodilla
  • Tobillo
  • Pie
  • Espina
  • Hombro
  • Codo
  • Antebrazo

Las quemaduras de primer grado suelen tratarse en el hogar y cuanto mejor las trates, más rápido será la recuperación.

Tratamiento de quemaduras de primer grado:

  • Mojar la herida en agua fría durante cinco minutos o más
  • Tomar un analgésico (ibuprofeno) para aliviar el dolor
  • Aplicar de lidocaína (un anestésico) con gel de aloe vera o crema para calmar el ardor de la piel
  • Gasa suelta para proteger la zona afectada

Un consejo importante, no uses hielo porque puede empeorar seriamente la lastimadura. Tampoco apliques algodón ya que sus pequeñas fibras pueden pegarse a la lastimadura y provocar infecciones mayores. Siempre sigue los consejos de un médico y no intentes poner a prueba remedios caseros.

Cremas para quemaduras leves

Si te quemas, es importante saber que hay algunos unguentos que puedes usar para tratar la zona y otros que no tienes que considerar.

Si tienes una quemadura leve, espera que la zona se enfríe. Una vez que esté fría la zona puedes limpiarla con agua y con jabón, sin romper las ampollas. Una vez que esto sea realizado puedes aplicar una capa de aloe vera o vaselina sobre la quemadura. Bajo ningún punto de vista apliques alguna crema con antibióticos porque pueden generar alergia. Tampoco uses lociones, aceites, cortisona, manteca ni clara de huevo.

Quemaduras de segundo grado

Son mas serias porque el daño se extiende un poco más profundo que las de primer grado. Este tipo de quemaduras causan ampollas en la piel y mucho dolor y ardor. Cuando las ampollas se rompen, la piel sensible queda expuesta y tiene una apariencia húmeda.

Al tiempo se empieza a desarrollar el tejido grueso y suave conocido como exudado fibrino sobre la herida. Es de suma importancia que mantengas limpia y desinfectada el área, asi evitarás infecciones y la quemadura sanará rapidamente.

Estas quemaduras tardan en sanar aproximadamente tres semanas. En algunos casos severos se necesita un injerto de piel para curar el daño. Esto significa tomar piel sana de otra área de cuerpo y moverla al sitio donde se encuentra la quemadura.

Tratamientos para quemaduras de segundo grado:

  • Mojar la herida con abundante agua fría (20 minutos)
  • Tomar analgésicos
  • Aplicar cremas específicas, recomendadas por un profesional médico

En cualquier caso debes buscar a un médico de forma urgente si la quemadura afecta un área extensa como:

  • Cara
  • Manos
  • Nalgas
  • Ingle
  • Pies

Quemaduras de tercer grado

Excluyendo a las de cuarto grado, estas son las mas graves. Causan daños importantes y se extienden por todas las capas de piel. Incluso, en algunos casos el daño es tan grande que no se siente dolor debido al daño nervioso que provocaron.

Sintomas de quemaduras de tercer grado:

  • Un color cera y blanco en la herida
  • Carbonizarse
  • Un color marrón oscuro
  • Piel levantada
  • Ampollas que no se terminan de desarrollar

Sin cirugía, las heridas cicatrizan mal y sin saber realmente cuanto tardará el procedimiento. En caso de sufrir este tipo de problema o alguien de su entorno, no intentes curarla tu mismo, llama directamente a emergencias medicas. Y siempre debes asegurarte que no haya ropa pegada a la cicatriz y en caso de haberla, quitarla rápida y cuidadosamente.

Las peligrosas quemaduras de sol

Las quemaduras de sol son el resultado de una exposición larga a la luz del sol o a camas solares (utilizadas para broncearse artificialmente). La exposición repetida incrementa la posibilidad de provocar efectos secundarios como:

  • Arrugas
  • Marcas/Manchas negras en la piel
  • Cáncer de piel

Los síntomas de las quemaduras de sol están representados por una marca roja en la piel que suele generar picor, tiene una temperatura más elevada que el resto de la piel y presenta dolor. Además, la zona podría presentar ampollas.

Entre los tratamientos más comunes de las quemaduras de sol se encuentran los analgésicos y las cremas que ayudan a disminuir la comezón, mientras la zona se cura.

Califica este artículo:

0/50 votos