Grosellas negras: Conoce sus increíbles beneficios

Durante mucho tiempo, las grosellas negras fueron llamadas la “fruta prohibida” en EEUU porque se las creía una plaga que mataba los arboles. Pero a lo largo de el tiempo, investigaciones dieron a conocer sus propiedades nutritivas.

Una planta poderosa

Las grosellas negras tienen alta concentración de:

  • Antocianinas
  • Sustancias polifenólicas
  • Antioxidantes vitamina C
  • Ácido gamma-linolénico

Muchas comidas y bebidas saludables de Europa utilizan estas bayas. Su sabor ácido hace necesario la mezcla con otras frutas, especialmente en mermeladas y jaleas.

Una gran ayuda

Las personas usan toda la plata de la grosella negra, desde las hojas hasta las semillas, cada parte para una condición diferente. La forma más común de consumir estas bayas es en aceite de grosella, pero también se pueden realizar infusiones y té con las hojas secas o frescas de estas bayas.

La grosella negra te es de gran ayuda para tu:

  • Flujo sanguíneo
  • Sistema inmune
  • Salud ocular
  • Salud intestinal
  • Saludo del riñon

Se sabe que el extracto de grosella reduce el riesgo de padecer diabetes 1 y 2.

Superstar de la vitamina

La grosella negra posee varias vitaminas como:

  • A
  • B-5
  • B-6
  • B-1
  • E

La más significativa es la vitamina C. De hecho, la grosella tiene cuatro veces mas vitamina C que las naranjas y el doble de antioxidantes que los arándanos. Los beneficios de la vitamina C son muchísimos y nuestro cuerpo la necesita para metabolizar las proteínas y formar colágeno.

Mejora el sistema inmune

Además de la vitamina C, las grosellas tienen muchos antioxidantes y antocianinas los cuales ayudan a fortalecer el sistema inmunológico, calmar las gargantas y aliviar los síntomas de la gripe.

Las hojas de grosella negra también tienen un rango de propiedades, incluyendo:

  • Antimicrobiano
  • Anti inflamatorio
  • Antiviral
  • Anti toxico
  • Anti séptico
  • Anti cancerígeno

Adiós inflamación

Estas bayas tienen un efecto directo sobre la inflamación del cuerpo. El aceite de las semillas de grosella posee ácido gamma linolénico, un tipo de omega 6 que ayuda a reducir la inflamación de los músculos. Reduce también:

  • Dolor
  • Calambres
  • Daños
  • Rigidez

Ayuda a tus ojos

Estudios clínicos con grosellas encontraron que estas bayas mejoran la función ocular, incluyendo:

  • La habilidad de los ojos para adaptarse a la oscuridad
  • Presión sanguínea en el ojo
  • Disminuye la progresión del deterioro ocular en personas con glaucoma
  • Alivia la fatiga ocular

Personas que utilizan muchas horas la computadora pueden disfrutar de los beneficios de las bayas. Prueba con suplementos a base de esta fruta y reduce la presión sobre los ojos.

Protege la piel

Aunque no haya muchos estudios que respalden este beneficio, el aceite de grosella negra es efectivo para condiciones de la piel. Puedes tomar suplementos o colocar el aceite directamente sobre la piel, ideal en personas con psoriasis. También alivia la comezón y el enrojecimiento.