5 hábitos que te están haciendo engordar sin que te des cuenta

¿Sabías que las personas, en promedio, pueden engordar hasta 1kg por año?

Es fácil aumentar de peso sin saberlo, porque muchos tenemos incorporadas ciertas costumbres o hábitos que aportan al aumento de peso pasivo.

La clave es identificar cuáles son estos hábitos y hacer algo para evitarlos. Hoy te mostraremos las 5 principales causas que te están haciendo engordar sin que lo sepas.

Cinco cosas ocultas que te están haciendo engordar

1. Comer rápido

Es normal que todos comamos rápido: el mundo de hoy está acelerado y muchos no tenemos tiempo para parar un segundo y dedicarle al menos media hora a saborear una comida.

El problema es que comer rápido podría estar haciéndote subir de peso. Estudios demostraron que las personas que comen rápido sus comidas tienen más tendencia de sufrir sobrepeso u obesidad.

Esto sucede porque el cuerpo toma su tiempo en “avisarle” al cerebro que ya no tiene más hambre. Si comes rápido, no le estarás dándole a tu cuerpo tiempo suficiente para comunicarle a tu cerebro que ya no quiere más comida. Entonces comes de más sin querer.

2. No tomar suficiente líquido

Cuando no tomas agua, tendrás sed. Sin embargo, muchas personas no pueden encontrar la diferencia entre tener sed y tener hambre (sí, esto pasa de verdad)

Un estudio demostró que las personas que tomaban al menos dos vasos de agua antes de desayunar comían, en promedio, 22% menos de calorías a diferencia de las personas que elegían no tomar agua.

Lo mejor de todo es que el agua no tiene calorías. Si sueles tomar gaseosas, recomendamos inclinarte siempre por el agua. Sin dudas es una alternativa más sana.

3. Sentarte por mucho tiempo durante el día

Las personas en occidente suelen sentarte de 9 a 11 horas por día. Sí, es mucho, sobre todo teniendo en cuenta que también tienes que sumarle a este número las horas que pasas acostado durmiendo.

Estudios demostraron que la gente que se sienta más suele tener más predisposición a sufrir sobrepeso u obesidad. Eso significa más riesgos de sufrir enfermedades crónicas, y aumenta el riesgo de muerte.

Si en tu trabajo necesitas estar sentado por mucho tiempo, recomendamos tomarte descansos cada 25 minutos. Intenta utilizar los minutos de descanso para caminar algunos minutos. De esta manera estarás utilizando los músculos del cuerpo y evitarás los problemas del sedentarismo.

4. Dormir poco

Un tercio de las personas en el mundo no duerme lo suficiente. Lo peor de todo es que la falta de sueño está relacionada con el aumento de peso.

Un estudio demostró que las personas que no duermen al menos siete horas por día tienen más chances de poseer grasa abdominal o visceral (interna, entre los órganos)

Cuando tienes más grasa visceral, aumenta considerablemente el riesgo de sufrir enfermedades graves, como por ejemplo problemas del corazón o diabetes tipo 2.

5. Comer frente al televisor

La gente suele comer mirando sus programas de TV favoritos, o quizás leyendo su diario favorito frente a su computador. El problema es que estar distraído te puede llevar a comer más sin saberlo.

Un estudio demostró que la gente que suele comer distraída (o sea, viendo televisión o leyendo) solía comer, en cantidad, más alimento durante todo el día.

Si estás comiendo intenta estar siempre enfocado en eso. Comer de manera conciente te permitirá entender cuánto estás comiendo y será muchísimo más fácil controlarte.

Califica este artículo:

0/50 votos