Cuatro hábitos que te están haciendo engordar sin que lo sepas

Si estás evitando engordar pero no puedes conseguirlo, quizás estés haciendo cosas que jueguen en contra de tu objetivo sin darte cuenta.

Es fácil bajar de peso si sabes qué tienes que hacer y qué cosas tienes que evitar. Hoy conocerás cuatro cosas que te están haciendo aumentar de peso sin que te des cuenta.

Evítalas y verás que el camino será mucho más fácil.

1. Comes demasiado rápido

Hoy en día todos estamos ocupados y tenemos poco tiempo para todo. Esto nos lleva a comer rápido. Lamentablemente, está comprobado que comer rápido nos puede hacer ganar peso. Varios estudios demostraron que las personas que comen más rápido tienen más probabilidad de sufrir sobrepeso u obesidad.

Esto sucede porque lleva un tiempo a tu cuerpo comunicarle a tu cerebro que ya no quieres comer más. Entonces, la gente que come rápido “ignora” esta señal, ya que no le deja tiempo al cuerpo para dejar de comer a tiempo.

Si eres de comer rápido, intenta masticar más veces o comer bocados más pequeños. Verás como, al comer más lento, ingerirás menos comida.

2. Tomas poca agua

Las personas que toman dos vasos de agua antes de desayunar suelen comer un 22% menos de calorías que aquellas que no toman agua.

La buena noticia es que el agua no tiene calorías. Otros estudios, por ejemplo, demostraron que al reemplazar bebidas azucaradas con agua nos puede ahorrar hasta 200 calorías por día.

Si para ti el agua es “aburrida” de tomar, puedes probar incorporándole rodajas de pepino, limón, o cualquier fruta que te guste.

3. Eres muy (demasiado) sociable

Sociabilizar es fundamental para tener un equilibrio entre la vida laboral y la personal. Sin embargo, ser muy sociable puede jugarte en contra en tu peso.

Esto sucede porque las situaciones sociales suelen darse en un contexto lleno de comida o alcohol, los cuales pueden agregar calorías a tu dieta sin que te des cuenta.

Algunos estudios demostraron que la gente suele comer como las personas que tiene alrededor. Por este motivo, si tus amigos prefieren o están comiendo comida no saludable, hay más posibilidades de que tú también ingieras esos alimentos, y por ende, más posibilidades de engorar.

Si sueles participar de situaciones sociales muy a menudo, intenta estipular de antemano cuánto vas a comer, así te mantienes bajo control y no comes de más.

4. Pasas tu día sentado (y te hace engordar)

Se estima que en el mundo occidental las personas pasan sentadas de 9 a 11 horas por día. Aunque esto parezca no ser dañino, nos hace muy mal. Las personas que pasan más tiempo sentadas suelen sufrir de sobrepeso y presentan más posibilidades de sufrir enfermedades crónicas y muerte prematura.

Lo peor de todo es que estar sentado 11 horas por día no se puede compensar con media hora de ejercicio al terminar la jornada laboral. Es importante tomar descansos, caminar y mantenerse activo a lo largo de todo el día.

Evita estos cuatro problemas y verás cómo será más fácil dejar de engordar.