Cómo preparar las mejores hamburguesas caseras

Tus domingos familiares son especialmente entretenidos porque es el único día de la semana cuando puedes compartir tiempo de calidad con tus seres queridos. Pero pueden ser aún más divertidos si aprovechas la ocasión para empezar a hacer en casa esas deliciosas hamburguesas caseras que tanto nos gusta.

Por su puesto que la tarea implica preparar con nuestras propias manos desde el pan hasta la carne y el aderezo, así que si el plan te parece genial deberás poner manos a la obra siguiendo algunas indicaciones de cómo preparar las mejores hamburguesas caseras de tu vida:

El pan hecho en casa también es delicioso

Si no eres un experto, tal vez optes por comprar el pan en la tienda más cercana. Pero la ideal de una “hamburguesa casera” es precisamente hacerlo todo en el hogar y en compañía de la familia.

Entonces, necesitarás harina, levadura seca de panadería, huevo, leche templada, azúcar, sal, aceite de oliva y agua tibia. Con los ingredientes sobre la mesa, ha llegado el momento de poner manos a la obra.

  • Mezcla en un recipiente leche templada, levadura, huevo, azúcar y aceite. Dejemos reposar por unos cinco minutos hasta que la levadura cumpla con su función.
  • A continuación, añadimos harina a la mezcla. Luego, amasamos sobre una mesa limpia y enharinada hasta poder obtener la masa blanda y húmeda que estamos necesitando.
  • Podemos separar la masa en varios trozos de igual tamaño y procedemos a bolearlo.
  • Por otro lado, será necesario batir los huevos junto con agua, para agregar con un pincel un poco de la mezcla sobre la parte superior de las bolas de masa.
  • Lo metemos al horno por 12 minutos hasta que se dore y al golpearlos hagan un sonido hueco.

La mejor carne para hamburguesas es la que se prepara en casa
Tenemos el pan, ahora toca preparar la carne y puede ser de cerdo o ternera. Pícala en pequeños trozos y luego muele, si no puedes hacerlo tú mismo pídele ayuda al carnicero de confianza.

Añade huevo batido y mezcla. Luego agrega pan rallado; sal y pimienta al gusto, y un poco de perejil picado.

También puedes preparar la carne a la mostaza. A través de este procedimiento podrás untar la carne con cebolla sofrita, sal y pimienta al gusto, yema de huevo y un poco de mostaza.

Tras su preparación es recomendable guardar en la nevera por hasta dos horas para lograr una mejor compactación y que agarre mucho más gusto. Transcurrido el tiempo, deberás separar porciones de carne en forma de bola (del tamaño del pan o el que desees) para luego ir aplastando y dando forma con las manos.

Otras personas utilizan moldes de emplatar para facilitar el procedimiento. Acto seguido, la carne pasará directo a la sartén o la parrillera bien caliente hasta que dore por ambos lados.

La preparación, untar todo a tu gusto

Una buena hamburguesa solo estará completa si le añadimos algunos vegetales como tomate y cebolla picados en rodajas, y una hoja de lechuga (cuida que esté bien limpia).

Ahora, si quieres mejorarla agrégale huevos fritos y, por qué no, doble queso, jamón o tocino. Tocará armarla a tu gusto, añadir aderezo y listo…

Tendrás una deliciosa y jugosa hamburguesa de carne hecha en casa que podrás disfrutar junto con tu familia durante esos domingos especiales en los que suelen estar todos reunidos.

Si lo prefieres puedes sustituir la carne por pollo, pescado o mariscos. Lo que sea que hayas escogido le irá bastante bien a esa comida que has preparado con amor en tu hogar.

Delicioso, ¿verdad? Dinos si te animas a preparar tu propia hamburguesa casera.

Califica este artículo:

5/51 voto