Herpes bucal – por qué se produce y cómo tratarla fácilmente

El herpes bucal es una infección de los labios, la boca, y las encías provocada por el virus herpes simplex. La misma produce pequeñas ampollas dolorosas. Hoy te vamos a contar qué la produce, cuáles son los síntomas y cómo puedes combatirla.

Causas del herpes bucal

El herpes bucal es una infección común en la zona de la boca. Es causada por el HSV-1 (Herpes simplex tipo 1) y la mayor cantidad de personas que se infectan de este virus tienen alrededor de veinte años.

Una vez que se produce la infección, el virus pasa a una etapa inactiva en el tejido nervioso del rostro. Muchas veces el virus termina “despertando” (o mejor dicho, reactivándose) provocando así lo que conocemos como herpes labial.

Por otro lado, el tipo 2 del virus del herpes también puede producir herpes genital. Sin embargo, muchas veces el tipo 2 puede dirigirse a la boca durante el sexo oral, causando herpes oral.

Cómo se contagia el herpes bucal

Este virus se caracteriza por contagiarse fácilmente.

Cualquier persona puede contraer el virus de un momento a otro si:

a) Toma contacto personal con alguien infectado
b) Toca algo que esté infectado por el virus, como toallas, vajilla, máquinas de afeitar, u otras herramientas que suelan compartirse

Síntomas del herpes bucal

Algunas personas presentan úlceras bucales cuando toman contacto con el virus por primera vez. Otras personas, en cambio, no presentan síntomas. La mayoría de las veces los síntomas ocurren en niños de entre 1 a 5 años.

Los síntomas del herpes bucal pueden ser severos o casi imperceptibles. Casi siempre aparecen entre 1 a 3 semanas del contagio del virus, y pueden durar un máximo de 3 semanas.

Síntomas de alarma:

. Comezón en los labios o en la piel que los rodea
. Sensación de quemazón en los labios o en la piel que los rodea

Antes de que aparezcan las ampollas, podrías tener:

. Dolor de garganta
. Fiebre
. Ganglios inflamados
. Dolor al tragar

Las ampollas, por su parte, se pueden formar en:

. Encías
. Labios
. Boca
. Garganta

El problema se produce cuando las ampollas se rompen. Muchos pacientes presentan ampollas rojas que se rompen fácilmente, expulsando fluido al hacerlo. La configuración de éstas puede ser variada, ya que se pueden presentar pocas ampollas grandes, o muchas más pequeñas.

Cómo tratar el herpes bucal

Los síntomas del herpes bucal se pueden ir sin tratamiento en dos semanas. Sin embargo, muchos médicos recetan medicación anti-viral para combatir con este virus. Algunos medicamentos que se utilizan con Aciclovir, Famciclovir, o incluso Valaciclovir.

Estas medicinas funcionan mejor si el paciente las toma antes de que se desarrollen las ampollas. Por otra parte, también se pueden utilizar cremas para el rostro anti-virales, pero éstas suelen ser menos eficientes que los medicamentos.

Si sufres de herpes puede tratarlas de la siguiente manera:

– Aplica hielo en las heridas para aliviar el dolor
– Lava las ampollas con jabón anti-gérmenes y agua tibia
– Previene bebidas calientes, comidas saladas y picantes y cítricos
– Realiza gárgaras con agua fría
– Enjuaga el rostro con agua salada