Herpes genital – sus principales causas, síntomas y tratamientos

El herpes genital es una de las enfermedades de transmisión sexual más comunes del mundo, y es causada por el HSV (herpes simplex virus). La mayoría de los casos de herpes genital son causados por el tipo 2 del virus, conocido como HSV-2.

La mayoría de las personas que poseen herpes genital no saben que lo tienen. Esto pasa porque mucha gente no sufre ningún síntoma al contraer el virus, o los síntomas son muy poco notorios.

Cómo se transmite el herpes genital

El herpes genital se pasa de una persona a otra a través del contacto sexual. Esto se produce aunque la persona con el virus no tenga síntomas o signos de infección.

Una vez que el virus entra por la piel, viaja a través de canales nerviosos. Puede quedar inactivo en los nervios y hospedarse allí por tiempo indefinido.

De vez en cuando, el virus se puede activar. Cuando esto pasa el virus viaja a través de los canales nerviosos hacia la superficie de la piel. Es en este punto cuando el virus puede producir reacciones o síntomas. Pero así como puede producir síntomas, también puede seguir inactivo.

Cualquiera sea el caso, el virus se puede pasar fácilmente de una persona a otra a través de relaciones sexuales. Incluso métodos anticonceptivos eficaces como el condón muchas veces no pueden prevenir el contagio del virus.

Los síntomas del herpes genital

A pesar de una persona contagiada puede pasar el virus, muchas veces ni siquiera sabe que lo tiene porque no se producen síntomas. En el otro extremo, existen personas que muestran síntomas dentro de los primeros días de contagio.

Cuando los síntomas ocurren suelen ser severos. Pueden empezar como pequeñas ampollas que pueden abrirse y curarse unas semanas después. Estas ampollas usualmente son acompañadas por otros síntomas, como la fiebre y los ganglios linfáticos inflamados.

7 síntomas del herpes genital

1 – Areas de color rojizo alrededor de los genitales
2 – Picazón alrededor de la zona genital o cerca de la región anal
3 – Ampollas pequeñas alrededor de los genitales o cerca del ano
4 – Dolor al pasar la orina por la uretra (donde puede haber ampollas)
5 – Dolor de cabeza
6 – Dolores de espalda
7- Síntomas similares a los de la gripe

El herpes genital no es la única condición que puede producir estos síntomas. Muchas veces se confunde esta condición con infecciones vaginales, infecciones bacteriales o incluso infecciones de la vejiga.

Cómo se cura el herpes vaginal

No existe una cura para el herpes vaginal. Sin embargo, los síntomas pueden aliviarse con tratamiento, que también puede ayudar a minimizar las posibilidades de contagio a otras personas.

Tu médico podrá recetar medicamentos anti-virales para reducir el dolor y aliviar los síntomas. Esta medicación suele tomarse diariamente.

Remedios caseros para el herpes genital

Existen métodos variados de “luchar” contra el herpes, al menos para disminuir sus síntomas. Entre todos los métodos, encontramos:

. Tomar analgésicos como aspirina o ibuprofeno
. Lavar las áreas infectadas con agua salada tibia dos veces por día
. Usar ropa suelta en las áreas afectadas
. Aplicar hielo para aliviar el dolor

Consejos para no contagiar el herpes

Si sospechas de tener el virus o lo confirmaste con un estudio médico, lo mejor que puedes hacer es tomar medidas preventivas para no pasar el virus a tu pareja. Aquí compartimos contigo algunos consejos que te podrán servir:

. No beses a tu pareja si posee ampollas
. Evita el sexo oral cuando algo de los dos tenga ampollas
. Evita el sexo anal o vaginal si hay ampollas presentes
. Lava tus manos con jabón luego de tocar áreas infectadas
. No limpies tus lentes de contacto con saliva

Video: Herpes genitales

[su_youtube url=”https://www.youtube.com/watch?v=8oOKO_32q1s”]

Imágenes: 1

Califica este artículo:

4/51 voto