9 mitos sobre la homeopatía ¿realmente funciona?

¿Alguna vez has escuchado la frase “lo similar cura lo similar”? Esta refiere específicamente que una sustancia que causa síntomas de enfermedad en alguien sano, curará lo similar en un enfermo. Se basa en la ley de la similitud o los semejantes y está directamente relacionada con la homeopatía.

Este último término consiste en un tipo de medicina alternativa que sirve para sanar o complementar tratamientos en una persona, cuya salud está afectada.

No es igual que la natural

Desde sus inicios resulta polémica, pues hay quienes difieren de sus efectos positivos en los pacientes: así como existen los que confían en sus capacidades curativas, también están los que la señalan como una ciencia falsa.

Aunque hay remedios homeópatas que contienen hierbas o compuestos naturales, debemos estar claros en que no es lo mismo que la medicina natural, ya que se prepara siguiendo varias disoluciones en agua o alcohol, de manera que la sustancia inicial que genera los indicios de la patología, queda reducida.

Para lograrlo el proceso se repite cuantas veces sea necesario y al final se dinamita agitando con fuerza el preparado.

Es precisamente el proceso de fabricación de la medicina homeopática lo que produce las disyuntivas sobre su funcionamiento.

Similitudes con el placebo

Suele compararse con el efecto placebo, porque someter los compuestos a tantas disoluciones haría que desaparezcan por completo. Pero quienes la defienden, aseguran que el agua tiene memoria y por eso recuerda las sustancias con las que estuvo en contacto, así que es posible que adquiriera sus propiedades.

Los detractores insisten en su funcionamiento como placebo, ya que el paciente al sentirse tratado incrementa sus esperanzas y demuestra cierta mejoría.

Al no provocar efectos secundarios, hay quienes dejan a un lado la medicina convencional y apuestan todo al éxito de la homeopatía, lo cual no siempre garantiza que la persona superará su afectación.

Mitos sobre la homeopatía

En este texto romperemos diez mitos sobre la homeopatía, entonces tú mismo podrás determinar si realmente sirve:

1. No se encuentran fácilmente: es falso, pues gran cantidad de remedios homeopáticos se venden en farmacias y cuando se trata de aquellos para curar resfriados, insomnio o gripe, hay vendedores minoristas. Internet y tiendas naturistas también los ofrecen.

2. Son solo para humanos: tampoco es cierto, porque los animales también pueden consumirlos. Los indican sobre todo para atender la ansiedad, alergias y estrés en las mascotas.

3. Trabajan lentamente: si bien un dolor de cabeza puede aliviarse rápidamente, otras enfermedades como acné o eccema tardan un poco.

4. Sus compuestos no son medidos: es erróneo, porque la mayoría de las sustancias que se usan en algunas preparaciones, se cuantifican.

5. No son eficaces en enfermedades graves: en ciertos casos sus resultados son buenos, tanto como los de la medicina convencional. Gran parte de las veces depende del tipo de enfermedad y qué tan avanzada esté. Sin embargo, el problema de la homeopatía es que los resultados no se pueden atribuir a su aplicación.

6. No se mezclan con remedios modernos: es posible combinarlos, de hecho podrían disminuir reacciones secundarias de tratamientos como una quimioterapia.

7. Puedes automedicarte si sabes de homeopatía: quizás sea así para enfermedades pequeñas, pero si son complicadas o crónicas, es necesaria la orientación de un homeópata entrenado.

8. Todos aplican para toda la gente: en cada persona funciona diferente, por ende un mismo remedio no sirve para distintos individuos con la misma condición.

9. Son hierbas medicinales: no es correcto, porque las sustancias se disuelven en agua mientras que la medicina herbal se basa en el uso de plantas. También se le compara con la ayurvédica (de la India), pero esta incluye entre sus componentes materiales de minerales, plantas y animales.

¿Es la homeopatía eficaz? Lamentablemente todavía no hay un solo estudio que cuantifique su eficacia. La medicina moderna ni siquiera considera a la homeopatía como una ciencia creíble. ¿Tú qué opinas?

Califica este artículo:

0/50 votos