Descubre la importancia del colágeno para tu piel (y tu salud)

El colágeno es una proteína que se encuentra en todos los órganos y tejidos del organismo, cuya función consiste en sostener la estructura del cuerpo. Tiene la misión de mantener los tendones, la piel y los cartílagos con firmeza y elasticidad. Incluir altas cantidades de colágeno en tu dieta ayudará a mejorar la salud de la piel.

Descubre a continuación por qué es importante el colágeno para tu piel.

Características del colágeno

Esta proteína forma parte de todo el cuerpo, como una de las proteínas más abundantes, pues representa el 30% de la proteína total y el 70% de la que se halla en la piel. Constituye un componente esencial de la piel, el cabello y la uñas.

Esta sustancia se caracteriza por contener una mezcla de aminoácidos que se distribuyen a lo largo del tejido conectivo del cuerpo.

Se conocen varios tipos de colágeno, pero los más comunes son cuatro: a) tipo uno, el de mayor abundancia que se consigue en la piel, órganos vitales, huesos, tendones y otros; b) tipo dos, ubicado en los cartílagos; c) tipo tres, presente en las fibras reticuladas; y d) tipo cuatro, que está en la base de la membrana de la célula.

También se puede conseguir en la naturaleza, específicamente en los huesos y el tejido conectivo de los animales, en diversas frutas y en otros alimentos.

La importancia del colágeno en la piel

Se ha demostrado que el colágeno tiene la responsabilidad de brindar fuerza y elasticidad a la piel. A medida que se va perdiendo esta proteína comienzan a aparecer las arrugas que surgen con el envejecimiento, además de líneas finas, pérdida de la suavidad y disminución de la humedad.

Con el paso de los años, la producción natural de colágeno se minimiza. El estrés, la mala alimentación, los problemas intestinales y otros factores relacionados con el estilo de vida también contribuyen a reducir los niveles de esta proteína.

Esto causa grandes beneficios para todo el cuerpo; sin embargo, la piel saca el mayor provecho de esta sustancia y también se siente más afectada por su ausencia. ¿Por qué ocurre esto? A medida que una persona envejece, la capa externa de la piel se vuelve delgada y pierde elasticidad.

Cuando ocurre este proceso, llamado elastosis, las personas comienzan a mostrar signos marcados de envejecimiento y muchas más arrugas. Por fortuna, estos cambios negativos se pueden prevenir o mejorar agregando suplementos ricos en colágeno en la dieta diaria.

Los estudios científicos han comprobado que el colágeno suplementario ayuda a optimizar la propia producción del cuerpo, pues el procolágeno figura como precursor del colágeno en el organismo. Como consecuencia se evita el deterioro de la piel, propio del proceso de envejecimiento.

Beneficios del colágeno

Además de los beneficios para la piel, el colágeno también juega un papel importante en la salud de otras partes de cuerpo, por ejemplo:

  • Otorga beneficios a los huesos y las articulaciones con el tiempo para disminuir los dolores articulares.
  • Mejora el equilibrio hormonal porque ayuda a la producción natural de hormonas en el cuerpo.
  • Favorece la digestión porque recubre el tracto digestivo.

Fuentes de colágeno

Existen diversas fuentes óptimas de alta calidad, que se recomienda agregar en la dieta diaria para evitar la destrucción del colágeno y el tejido conectivo. Los suplementos deben ser obtenidos de animales criados correctamente, mientras que también se consigue en:

  • Alimentos ricos en antocianidinas, entre los que destacan cerezas, moras, arándanos y frambuesas.
  • Alimentos con alto contenido de vitamina C, como fresas, tomates, naranjas, limones, brócoli y otros.
  • Alimentos ricos en lisina y prolina, tales como carne, pescado, lácteos, germen de trigo y clara de huevo.
  • La soja y sus productos derivados.
  • Alimentos compuestos por cobre, del tipo verduras verdes, legumbres, hígado, vísceras y mariscos, entre otros.

Califica este artículo:

0/50 votos