Cuida tu pelo y piel durante el invierno con estos increíbles consejos

Existen muchas cosas que podemos amar del invierno, pero el daño que le produce a nuestra piel y pelo no es una de ellas. Si no vives todo el año en un clima tropical, sabes de que estamos hablando.

Todas sabemos como se siente la sequedad del invierno: Piel seca, tirante, labios agrietados, uñas débiles y quebradizas y pelo que necesita más cuidado que de lo normal. Esto es normal en la época fría del año y no es muy agradable que digamos.

La causa de todos estos síntomas se debe a la falta de humedad en el aire, lo que hace que nuestra piel se reseque. Debido a este clima frío podemos llegar a cometer hábitos erróneos que empeoran el estado de nuestro cuerpo.

¡Pero no te preocupes! Tenemos unos consejos para bloquear los daños del invierno y te los contaremos.

Puntos claves:

1. Tu cuerpo se siente seco en invierno por la pérdida de humedad debido al clima frío y seco, característico del invierno.

2. Otros factores como las largas duchas, calefacción central y el agua caliente pueden hacer que tu piel se seque más rápido.

3. Para cuidar tu piel intenta limitar el tiempo que tardas en ducharte, usa agua tibia y utiliza cremas humectantes todos los días.

Tips para la piel

Toma duchas cortas

Sí, el agua caliente suena increíble y seamos realistas ¿quién no se toma una ducha de 20 minutos durante el invierno? Bueno, tu piel seguro que no.

Dermatólogos han dicho que las duchas con agua caliente pueden secar considerablemente la piel y volverla tirante. Se recomienda que los baño no duren más de 10 minutos y sólo con agua tibia, no muy caliente. El agua caliente barre con los aceites naturales de la piel mucho más rápido que el agua tibia.

Evita los jabones duros

El uso de jabones especiales o detergentes barre con los aceites de tu piel y causa la sequedad de ella. Se prudente con el uso de productos a base de alcohol o que contengan fragancias como los desodorantes en barra o los jabones antibacteriales. En vez de eso, utiliza jabones o productos que contengan hidratantes para ayudar a la piel.

Hidrata la piel ¡mucho!

Lo que la humectación hace es sellar la piel con el fin de que la humedad de ella no se escape. En un ambiente seco, la piel pierde humedad mucho más rápido que en los climas tropicales, por eso es importante que no te olvides de ponerte una crema todas las noches luego de bañarte.

Tips para las uñas

Ponerles vaselina

Una de los inconvenientes más comunes del invierno son las uñas quebradizas. Pero si te ocupas de la humectación de tu cuerpo ya estás haciendo algo por ellas.

Si quieres agregar un tratamiento específico puedes untarte vaselina o un hidratante especial para manos y masajear la zona de las cutículas y el comienzo de las uñas. Así ayudarás a que éstas crezcan sanas y fuertes.

Limita el lavado repetitivo de las manos

Si bien esto no es un fenómeno estacional, está comprobado que el lavado constante de las manos puede quitarles humedad a las uñas y volverlas quebradizas. Ya sabes, la próxima vez que te laves las manos intenta aplicar un humectante luego.

Tips para el pelo

Menos shampoo

Muchos culpables de la sequedad de tu piel pueden también afectar tu pelo, como el agua caliente y el excesivo lavado. Por eso, algunos hábitos puedes espaciarlos en invierno, como por ejemplo no lavarse el pelo todos los días sino día por medio. También utilizar agua tibia en vez de caliente ya que eso puede dañar el cuero cabelludo y barre con los aceites del pelo.

Utilizar más acondicionador

Siempre, siempre debes utilizar acondicionador después del shampoo. Estos productos están repletos de humectantes que colaboran en la salud de tu pelo. Lo refuerzan y protegen de la sequedad del clima y el frío.

Sumado a eso, el acondicionador ayuda a disminuir el frizz que provoca la falta de humedad.

Hazle menos cosas

Por más que amemos los lacios perfectos o un súper peinado, el uso excesivo de secadores, tinturas, alisados y planchitas, combinado con el duro clima invernal, acaban con la salud de tu pelo.


Evita el uso diario o suspendelos durante el tiempo que dure el clima invernal, solo así mantendrás un pelo fuerte.

Señales de advertencia

Si has aplicado todos los consejos que te hemos dado y tu piel, cabello o uñas siguen igual, consulta a un dermatólogo para un examen más exhaustivo.

¿Cuándo visitar a un dermatólogo?

  • Picazón constante
  • Sarpullido
  • Piel roja o escamas en la piel
  • Rasguños abiertos o infecciones a causa de la picazón
  • Pequeñas protuberancias rojas por las cuales se filtra líquido cuando te rascas
  • Piel cruda, sensible o hinchada consecuencia de rascarse

Estos síntomas mencionados son signos de una enfermedad estacional que produce excesiva sequedad. El dermatólogo revisará el estado de tu piel para evaluar qué tratamiento necesitas.

Califica este artículo:

0/50 votos