Qué es la inyección en Z y cómo se aplica

Cuando una medicación es inyectada directamente en el músculo, se denomina inyección intramuscular (IM). La inyección en Z (z-track) es una especie de técnica de IM que se usa para prevenir la fuga de la medicación dentro del tejido subcutáneo.

Durante el procedimiento, la piel y el tejido se estiran y se mantiene firme mientras se inserta un aguja en el músculo. Después de que la medicación es inyectada, la piel y los tejidos se relajan. Cuando se inserta una aguja dentro del tejido suele dejar un pequeño agujero y, pequeñas cantidades de medicación pueden, en algunos casos, pueden escaparse hacia otros tejidos y ser absorbidos por ellos.

Si se estira la piel y el tejido antes de las IM, se produce una especie de letra Z, lo que le da nombre al método Z track. Este zig-zag previene que la medicación se escape del músculo y sea absorbido por el tejido correspondiente.

Este procedimiento es realizado usualmente por una enfermera o médico. En algunos casos puedes pedir que te enseñen cómo realizar el Z- track tú mismo. Algunos de los efectos secundarios pueden ser inyecciones dolorosas o hinchazón. Aunque el método Z es menos doloroso que el IM convencional.

El propósito de la inyección Z track

Este método no suele recomendarse, pero puede ser realmente útil para medicación que necesita ser absorbida por el músculo en cuestión. También ayuda a prevenir que la medicación sea absorbida por el tejido subcutáneo, asegurando una dosificación completa en el músculo.

Existen medicaciones de color oscuro que pueden provocar manchas en la piel. Si ese es el efecto secundario de la medicación que debes aplicarte, el doctor te recomendará usar esta técnica Z para prevenir la decoloración del sitio o alguna posible lesión.

Sitios de la inyección z-track

Este método se puede realizar en cualquier ubicación de la inyección intramuscular, aunque los muslos y las nalgas son el sitio más común.

Prepararse para la inyección Z- track

Es importante que se utilice el tamaño correcto de la aguja. El equipo medico se basará en tu peso, edad y tamaño para elegir la aguja y la jeringa que necesitas. Puede que seas consultado por condiciones preexistentes también. En caso de tener un problema de sangrado, debes avisarle a tu doctor.

Administración de la inyección en z

1. Debes lavarte las manos con jabón y agua tibia para prevenir infecciones.
2. Reunir las cosas necesarias:
– Aguja y jeringa con medicación
– Alcohol
– Gasa
-Contenedor para desechar las agujas y las jeringas
– Vendas
3. Limpiar el lugar dónde se va a realizar la inyección.
4. Relajar el músculo que va a ser inyectado.
5. Preparar la jeringa con la medicación:
– Remover la tapa
– Quita el aire que hay dentro de la jeringa
– Insertar la aguja
– Crear la Z-track
– Aplicar presión al sitio

Recuerda nunca masajear la zona de la z-track porque puedes provocar que se escape la medicación, además de causar irritación.

Riesgos y efectos secundarios

La inyección Z-track es generalmente un procedimiento común y seguro. Los efecto secundarios leves incluyen dolor en el sitio, picazón e hinchazón. Pero existe la pequeña posibilidad que haya riesgos “graves” que incluyen:

  • Formación de bultos
  • Infección, hinchazón, enrojecimiento y drenaje
  • Daño de tejidos, nervios y vasos sanguíneos
  • Hemorragia

Si notas alguno de estos efectos secundarios o alguna infección, notifica a tu médico.