Estas son las 6 enfermedades respiratorias más peligrosas

Las enfermedades respiratorias son una de las grandes amenazas modernas para la humanidad. La calidad del aire, los malos hábitos actuales y otras razones ponen en riesgo tu salud pulmonar y eso puede afectar a todo tu cuerpo.

Hoy te contaremos todo acerca de las 6 enfermedades respiratorias más peligrosas. Sigue leyendo y conoce cuáles son.

Enfermedades respiratorias más peligrosas

Fibrosis quística

Es una enfermedad devastadora pues afecta a los pulmones, pero también al páncreas, hígado e intestino. Es una patología genética que provoca la acumulación de un moco espeso y pegajoso en esos órganos y puede ser mortal.

Los primeros síntomas de la fibrosis quística son la aparición de una tos persistente, infecciones pulmonares frecuentes y con flema, sibilancias (ruido inspiratorio o espiratorio agudo) y falta de aliento.

Además, se expresa con un trastorno conocido como piel salada, aumento de peso con crecimiento de heces voluminosas, grasientas y frecuentes o con dificultad en las evacuaciones intestinales.

Cáncer de pulmón

Es una de las enfermedades respiratorias más peligrosas que existen, no sólo porque puede ser mortal sino por las secuelas que deja en quienes la sufran. En este caso un diagnóstico temprano, puede ser de gran ayuda.

El cáncer de pulmón también es una patología con un gran componente genético pero el hecho de fumar aumenta las probabilidades de contraerla, por el daño que provoca el humo en los pulmones. Si aún fumas, aquí tienes otra razón para dejar de hacerlo ya mismo.

Los primeros síntomas de esta enfermedad son dificultad para respirar, tos, falta de aire, respiración sibilante y moco con presencia de sangre. Si descubres algunos de estos síntomas, ve rápido a ver a un médico para recibir un diagnóstico certero.

Existen diferentes tratamientos para esta enfermedad dependiendo de la gravedad.

Pero en todos los casos, los pacientes sufren dificultades respiratorias crónicas. Como te contamos anteriormente: cuanto antes se trate, más chances de poder combatir esta peligrosa enfermedad.

Enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC)

Es una de las enfermedades respiratorias más comunes y también más peligrosas. Se define como EPOC a la obstrucción de los canales de aire de los pulmones, un trastorno que se vuelve crónico y es potencialmente mortal.

Hay muchos factores que llevan a la obstrucción de las vías respiratorias. La causa más habitual es el humo de cigarrillo, tanto para los fumadores activos como los pasivos. Así que si fumas, deja de hacerlo y cuida tu salud; y sino fumas, aléjate de quienes lo hacen.

La EPOC se presenta con síntomas como falta de aire, tos crónica y expectoración abundante, fatiga e infecciones respiratorias frecuentes. Si bien no existe una cura para esta enfermedad, hay tratamientos que pueden aliviar sus efectos y mejorar la calidad de vida de quienes la sufren.

Hipertensión Pulmonar 

Al igual que en el caso de la presión arterial, la hipertensión pulmonar es el aumento de la presión en las arterias pulmonares, otra de las patologías respiratorias más peligrosas del mundo.

Los principales síntomas de esta enfermedad pueden incluir dolor de pecho, letargo, fatiga, aparición repentina de edemas o hinchazón de las piernas.

Para tratar esta patología se suelen recetar medicamentos dilatadores de los vasos sanguíneos para paliar la enfermedad, pero la tasa de supervivencia es muy baja si el diagnóstico y el tratamiento no se hacen a tiempo.

Tromboembolia pulmonar

Otra de las enfermedades pulmonares más peligrosas es la tromboembolia pulmonar, que es la obstrucción de una arteria en los pulmones ya sea por grasa, aire, tejido tumoral o coágulo sanguíneo.

Entre las causas de esta patología se encuentra la aparición de coágulos sanguíneos en las venas de las piernas -por algún traumatismo u otros problemas de salud-, llamado trombosis venosa profunda (TVP), que da origen a una embolia pulmonar.

Esta enfermedad se caracteriza por tener síntomas inespecíficos, lo que dificulta la detección de la tromboembolia. Muchas veces la presencia de situaciones de ahogo y mareos, son una señal de alerta.

Otros síntomas menos frecuentes son: respiración acelerada, agitación pronunciada y dolor torácico agudo, especialmente cuando se respira de manera profunda

Asma bronquial

El asma es una enfermedad causada por la inflamación de las vías respiratorias, que puede provocar ataques en los que los músculos que rodean tus vías respiratorias se tensionan y su revestimiento se inflama. Esto lleva a una reducción de la cantidad de aire que ingresa al cuerpo.

Una de las principales causas de esta patología es la inhalación de sustancias llamadas alérgenos o desencadenantes, como por ejemplo:

  • pelo de los animales
  • ácaros del polvo
  • algunos medicamentos
  • cambios climáticos
  • químicos en el aire o en los alimentos
  • emociones fuertes
  • humo del tabaco

Entre sus síntomas, el asma presenta ataques separados por períodos asintomáticos, dificultad prolongada para respirar con episodios de aumento de la falta de aliento y sibilancias o tos.

Los ataques de asma pueden tener una duración que varía desde minutos hasta días y su peligrosidad radica en que afectan la cantidad de aire que ingresa a tu cuerpo. Igualmente existen una amplia variedad de tratamientos efectivos para esta enfermedad.

Los pulmones son un órgano fundamental pero muy sensible, aquí vimos algunas de sus afecciones más peligrosas pero existe un gran repertorio de males que los pueden afectar.

Si sientes que algo anda mal, no dudes en visitar a tu médico con urgencia.

Como vimos, el cigarrillo es el principal causante de estas patologías, por lo que si quieres hacer algo por tu salud deja de fumar, dispone tu casa como una ambiente libre de humo y comienza a disfrutar de unas bocanadas de aire fresco, que te harán sentir plena.

Prevención de enfermedades respiratorias

En épocas donde es más probable la circulación de virus y de casos de infecciones respiratorias, es importante entender qué se puede hacer para prevenir enfermedades respiratorias comunes. La prevención es clave para mantener este mal bajo control.

Entre las medidas básicas de prevención encontramos:

  • El lavado de manos frecuente con agua y jabón
  • Evitar frotarse los ojos
  • Evitar el saludo con la mano o con un beso

Las personas con síntomas de Infección Respiratoria Aguda deben:

  • Evitar los espacios reducidos
  • Intentar usar mascarilla al interactuar con los demás
  • Lavarse las manos después de tener contacto con objetos
  • Contener las secreciones respiratorias con toallas de papel (y descartarlas)
  • Taparse la boca al estornudad o al toser

Antibióticos para enfermedades respiratorias

Es importante entender que los procesos virales NO se pueden curar con antibióticos, y los medicamentos que se usen sólo tienen que tener como objetivo tratar los síntomas y no la enfermedad en sí. Los procesos virales tienen un curso autolimitado. Esto significa que se curan de manera espontánea.

Se estima que el 90% de las afecciones respiratorias comunes (sobre todo en época invernal o de alta circulación de virus) son provocadas por virus y no por bacterias, por ende no requieren medicación para la enfermedad en sí.

Si estás pensando tomar algún tipo de medicamento para tratar una enfermedad respiratoria primero consulta con tu médico para entender su origen.

¿Qué es una enfermedad respiratoria crónica?

Las enfermedades respiratorias crónicas comprometen al pulmón y a las vías respiratorias. Algunas de ellas son: el asma, la rinitis alérgia, la EPOC, y la hipertensión pulmonar, entre otras.

Las causas de estas enfermedades crónicas son varias:

  • Antecedentes de asma o de otras alergias
  • Inhalación de polsivo
  • Exposición a sustancias tóxicas o que producen alergia
  • Contaminación del ambiente
  • Cigarrillo (tanto humo de primera mano como de segunda mano)

Los síntomas dependen de la enfermedad, pero suelen caracterizarse por tos que persiste, por disnea (que es la falta de aire) y secreciones respiratorias. Consulta siempre con tu médico si tienes alguno de estos síntomas de manera recurrente.

Medicamentos para enfermedades respiratorias

Como ya vimos, las enfermedades respiratorias pueden tener múltiples causas y orígenes. Por este motivo no existe un solo medicamento que se encargue de solucionar este problema si no se entiende antes con qué enfermedad se está luchando.

Por este motivo, es importante destacar que sólo un médico después de una consulta médica puede indicar qué medicamento se tiene que utilizar para tratar una enfermedad respiratoria.

Como te comentamos anteriormente, muchas enfermedades respiratorias leves son virales y ni siquiera necesitan medicación, sino que se limitan solas con el paso del tiempo. Consulta siempre a tu médico antes de tomar medicación.

Imágenes: 1, 2, 3

Califica este artículo:

5/51 voto