Descubre por qué es peligroso bajar de peso consumiendo laxantes

Los laxantes son medicamentos que la gente utiliza para estimular los movimientos intestinales. Se usan para tratar principalmente la constipación.

Sin embargo, últimamente están siendo muy populares entre las personas que quieren bajar de peso rápido. Mucha gente cree que los laxantes pueden ayudar a perder peso rápidamente.

¡Atención! Esto no sólo es falso, sino que además es muy peligroso para tu cuerpo. Hoy te explicaremos por qué no tienes que tomar laxantes para adelgazar.

1. Los laxantes te hacen adelgazar perdiendo líquido

Los resultados de los laxantes para adelgazar son totalmente temporales. Muchos laxantes funcionan “sacando” agua de tu cuerpo hacia los intestinos, lo que le permite a las heces absorber más agua. Con este método, el único peso que perderés es el del agua que eliminas a treavés de las heces.

Te imaginarás que para alguien que está buscando perder peso de manera consistente y saludable, este no es un método correcto. Es más, puede llevar a efectos secundarios graves como la deshidratación, el desequilibrio de electrolitos y puede incluso generar dependencia.

2. Los laxantes te pueden deshidratar

La deshidratación es uno de los efectos secundarios más comunes del uso de laxantes. Como los mismos funcionan quitando agua de tejidos hacia los intestinos, uno pierde líquido al ir al baño.

Si no rehidratas tu cuerpo, te puedes deshidratar. Los síntomas más comunes de la deshidratación incluyen dolores de cabeza, disminución de orina, cansancio, fatiga, piel seca y mareos.

3. Pueden generar desequilibrio de electrolitos

Los electrolitos son sustancias disueltas en los fluidos corporales muy importantes para el funcionamiento celular. Entre los electrolitos comunes encontramos el potasio, magnesio, el sodio y el calcio, por ejemplo.

Es importante que los niveles de electrolitos estén balanceados. Cuando se desequilibran puedes sufrir efectos secundarios como confusión, convulsiones e incluso llegar a un estado de coma.

Los laxantes pueden provocar este desequilibrio. Es más, el abuso de laxantes tiene como principal efecto este mismo problema.

Otros efectos secundarios de los laxantes

Además de la deshidratación, el desequilibrio de electrolitos e incluso la dependencia, existen otros efectos secundarios sumanente peligrosos.

  • 4. Daño gastrointestinal
  • 5. Daño al hígado
  • 6. Falla de los riñones

Después de haber leído este artículo entenderás lo peligrosos que pueden ser estos medicamentos. La mejor forma de bajar de peso es comer una dieta sana y nutritiva, con la cantidad justa de minerales y vitaminas para tu cuerpo.

¡Todos los atajos tienen un punto en contra! Tomar laxantes para adelgazar más rápido sólo te podrán dar un beneficio temporal a muy corto plazo, a cambio de varios peligrosos efectos secundarios.

Califica este artículo:

0/50 votos