Descubre los 5 mejores usos alternativos de la leche de magnesia

La leche de magnesia es uno de esos productos que no pueden faltar en el hogar dadas sus increíbles propiedades curativas y medicinales, y aunque suele ser muy beneficiosa para calmar ciertas alteraciones estomacales, también es muy buena para tratar otras condiciones como las que te detallaremos en esta nota.

Usos alternativos de la leche de magnesia

Este líquido o concentración viscosa y blanquecina está compuesta por hidróxido de magnesio, calcio, agua y cloro, y hoy en día puede ser usada para combatir la acidez y para atender otros padecimientos menores como los que te presentaremos a continuación:

1. Quemaduras del sol

Si has abusado de la exposición al sol y te has insolado lo mejor es que frotes una pequeña cantidad de leche de magnesia en el área afectada, la dejes secar durante 15 o 20 minutos, y luego la retires con abundante agua fría hasta que veas que la condición de la piel está mejorando.

Resulta que los nutrientes de la leche son capaces de acelerar el proceso de regeneración celular y de esta manera ayudan a sanar la dermis que ha sufrido las quemaduras solares. Además aporta frescor, lo cual reduce la irritación y el picor manteniendo la piel hidratada.

2. Piel grasa

Si sufres de piel grasa, especialmente en la llamada zona T, debes sacarle el máximo provecho a la leche de magnesia debido a que absorbe la grasa de inmediato y aporta una apariencia fresca y matificante.

Sus compuestos mantienen el pH cutáneo balanceado a la par de remover todas aquellas impurezas que fomentan la aparición de puntos negros o espinillas en distintas zonas del rostro como la nariz, frente o barbilla.

¿Te preguntas cómo aplicarla? Sabemos que sí y la verdad es que el procedimiento es bastante sencillo. A ver, debes colocar un poco de producto en un algodón y aplicarlo directamente sobre las áreas grasosas, esperar 20 minutos y enjuagar.

Asegúrate de seguir esta rutina unas dos veces al día durante un par de semanas y verás como tu piel comenzará a lucir muchísimo menos grasosa o brillante.

3. Dermatitis

Las propiedades de los compuestos de esta leche calman la sensación de comezón y enrojecimiento característicos de esta inflamación de la piel ya que regulan el pH.

Entonces si sufres de esta condición lo más recomendable es que te coloques un poco en el área irritada con la ayuda de un algodón o gasa, dejes actuar un par de minutos y luego retires con abundante agua.

4. Mal olor corporal

Este es uno de los problemas que mejor puede resolverse con el uso de leche de magnesia. Esta funciona como agente bloqueador de los malos olores corporales causados por la proliferación de bacterias o la sudoración excesiva en los pies y axilas mayoritariamente.

Basta con aplicarse un poco en las partes problemáticas y listo, este producto neutralizará los olores desagradables y ya no tendrás que preocuparte más por esta situación.

5. Heridas superficiales

Este compuesto también contiene vitamina C y como consecuencia es capaz de promover la regeneración de los tejidos que han sido afectados por algunas heridas superficiales.

En teoría incentiva la producción de colágeno y repara las células de forma rápida y segura ¡Increíble!, ¿no crees?

Colócate un poco de leche sobre el corte, déjala secar y no la enjuagues para que pueda penetrar mejor en la piel y repite este proceso 2 veces al día, todos los días, hasta que la herida haya cicatrizado por completo ¿De acuerdo?

Como verás la leche de magnesia le ofrece muchísimos beneficios a la piel y a la salud en general, y por lo tanto debes asegurarte de tenerla disponible en tu nevera o botiquín de primeros auxilios en todo momento.

Califica este artículo:

0/50 votos