5 prácticas formas de limpiar tu hígado de forma natural y efectiva

El hígado es uno de los principales órganos del cuerpo y está involucrado en muchísimas funciones del cuerpo. Es fundamental limpiar el hígado para asegurar su correcto funcionamiento. Este gran órgano esta involucrado en procesos complejos como:

  • Remover toxinas de la sangre
  • Convierte el lactato en energía
  • Metaboliza el alcohol
  • Produce y segrega bilis
  • Destruye los glóbulos rojos viejos
  • Activa enzimas
  • Regula las proteínas, los carbohidratos y las grasas en la sangre
  • Desintoxica la sangre
  • Almacena vitaminas, minerales y glucógeno

Pero una de las funciones más importantes es que es el responsable de romper sustancias que pueden ser peligrosas o dañar el cuerpo. Este constante uso del hígado puede dañarlo y esto es realmente peligrosos para nuestra salud.

Mejorar su salud y su funcionamiento es fácil si sigues una buena dieta, rica en nutrientes que ayudan a combatir la inflamación que se puede producir en el hígado por su constante uso.

¿Cómo saber si tu hígado está deteriorado?

Si padeces alguno de los siguientes síntomas, entonces puede ser que tu hígado esté dándote aviso.

  • Fatiga crónica
  • Presión sanguínea alta
  • Pérdida del apetito
  • Constipación
  • Reflujo
  • Orina oscura
  • Rosacea
  • Acidez

Si te sientes familiarizado con estos síntomas, entonces te daremos 5 formas naturales para limpiar el hígado.

1. Bebe jugo de alimentos crudos

La mayoría de las personas no come 5 porciones de verduras en una sola comida y esto es fundamental para purificar el hígado. Por eso la mejor opción para que esto suceda es beber un jugo de verdura al día. Además, beber la verdura tiene una mejor digestión y facilita la absorción de fibra.

Es importante que uses vegetales crudos porque si se los cocina previamente, estos pierden las vitaminas y los minerales esenciales. Puedes usar zanahoria, coliflor, remolacha, pepino, rebollo, etc. Sumale limón, ajo, menta y las hierbas que más te gusten.

2. Elimina la grasa visceral

La grasa visceral se ubica en el abdomen y se encuentra alojada entre los órganos, lo que la hace realmente peligrosa. Solo puedes deshacerte de ella siguiendo una dieta detox y reduciendo la ingesta de calorías. Si tienes antecedentes de enfermedades hepáticas en tu familia, con más razón debes seguir este consejo.

3. Aumenta la dosis de vitamina B

La vitamina B ayuda al proceso celular y a la producción de energía. Esto incluye el desintegrar las grasas y el azúcar, incluyendo las del hígado. Incrementando esta vitamina, ayudas a las células a que trabajen mejor y como consecuencia previenes la acumulación de grasa alrededor del hígado. Esto evita a futuro problemas del corazón.

4. Suma alimentos ricos en potasio

La ingesta de potasio es importante para mantener saludable tu sistema cardiovascular, bajar el colesterol malo, disminuir la presión arterial y limpiar el hígado. Las bananas son uno de los alimentos conocidos como fuente de potasio, pero las batatas tienen más potasio que ellas, sin mencionar que suman beta carotenos y fibra a nuestra dieta. Otra de las fuentes de potasio son la salsa de tomate, la espinaca, hojas de remolacha y la melaza blackstrap.

5. Incorpora más hierro a tu dieta

El hierro es un nutriente clave en el desarrollo de los glóbulos rojos, los cuales transportan el oxígeno por todo el cuerpo. El hígado es donde se almacena el exceso de hierro y tiene un rol importante en la cantidad de hierro que se libera al cuerpo.

Si tu dieta es insuficiente en la cantidad de hierro, esto produce que el hígado reduzca las reservas. En caso contrario, si te excedes en el hierro que incorporas, puedes causar un daño hepático.