Dejar de fumar gracias a los maravillosos beneficios de la lobelia

Dejar de fumar puede constituir una tarea difícil, debido a los potentes efectos adictivos que la nicotina impone sobre el sistema nervioso de las personas que fuman. Aunque existen numerosos tratamientos farmacológicos y no farmacológicos de esta adicción, muchos pacientes fracasan en los primeros intentos.

Entre las interesantes alternativas que se ofrecen en la actualidad, la medicina herbal ha ido ganando terreno en forma silenciosa y definitiva. Una de estas opciones está constituida por las plantas del género Lobelia, cuyas especies se encuentran difundidas en todo el mundo, aunque la mayor parte de ellas habitan en áreas templadas o tropicales.

Las lobelias forman parte de los catálogos de la medicina tradicional china con diversas funciones, entre las que se destaca su uso para la terapia de variadas afecciones respiratorias, como el asma.

Las hojas de esta planta contienen un principio activo denominado lobelina, con una estructura química que se asemeja a la de la nicotina. A diferencia de la molécula que genera adicción en el tabaco, la lobelina actúa como un agonista parcial.

Este nombre se utiliza en farmacología para designar a una sustancia que, en dosis bajas, estimula un receptor mientras que en dosis altas logra inactivar a ese mismo receptor. Por lo tanto, la lobelina parece una opción apropiada para estimular la posibilidad de dejar de fumar, siempre y cuando se la utilice en las dosis apropiadas.

Las hojas de lobelia se emplean en formato tradicional para su consumo en forma de cigarrillos o goma de mascar. Su aplicación en la medicina occidental es aún escasa y podría considerarse en fase de experimentación. Sus efectos sobre el músculo liso desencadenan vasodilatación, por lo cual es recomendable una consulta médica exhaustiva antes de elegir esta terapia como una opción para dejar de fumar.

Califica este artículo:

0/50 votos