6 remedios caseros para aliviar los síntomas del Mal de Parkinson

El mal de Parkinson es una enfermedad degenerativa del sistema nervioso y que afecta a hombres y mujeres mayores de 50 años, aunque existen casos registrados en pacientes menores. Es un padecimiento que, hasta la fecha, no tiene cura conocida; sin embargo, la naturaleza brinda a los afectados un sinfín de posibilidades para aliviar sus síntomas.

Se trata de un trastorno neurológico, ocasionado por el deterioro a nivel cerebral producto de la disminución de dopamina y que perjudica los movimientos y el tono muscular.

Lo que ocurre con este padecimiento, es que impide que los mensajes que envía el cerebro a otras partes del cuerpo lleguen de manera correcta.

El origen del mal de Parkinson permanece desconocido. No obstante, algunos estudios lo vinculan con la mala circulación de la sangre en el tronco cerebral, embolias, traumatismos repetitivos en la cabeza, factores genéticos, algunos medicamentos calmantes, así como la exposición a pesticidas.

En sus primeras etapas, la enfermedad manifiesta síntomas leves, pero a medida que avanza el padecimiento, la persona va perdiendo cada vez más capacidades. Los pacientes experimentan dificultades para caminar, para coordinar sus movimientos, estreñimiento, dificultad para deglutir, rigidez muscular, dolores fuertes, temblores generalizados, pérdida de olfato, incontinencia, entre muchos otros.

Seis recetas naturales para aliviar los síntomas

Existen varios remedios naturales que, combinados con el tratamiento farmacológico y la correcta supervisión médica, pueden ayudar a mejorar el pronóstico de los pacientes con mal de Parkinson.

1. Batidos de naranja, limón, mango, espinacas, aguacates o palta, manzana verde, betabel, zanahoria, manzana roja, son beneficiosos por su alto contenido en vitaminas C, E y del complejo B; deben consumirse todos los días en el desayuno.

2. Aloe vera, arándanos y duraznos. La mezcla de estos tres ingredientes en un zumo o jugo, ayuda a desintoxicar el cuerpo, facilita la absorción de vitaminas y nutre el sistema nervioso.

3. Ginkgo Biloba. Tomar infusiones de esta planta ayuda a calmar la ansiedad, evita la somnolencia diurna por los fármacos y, además, mejora la memoria y la atención en los pacientes.

4. Cola de caballo, romero, salvia, abedul y árnica. Mezclar en partes iguales y hacer una infusión para consumir una vez al día.

5. Jengibre y enebro. Colocar un par de gotas de aceite esencial de ambos ingredientes en un difusor; esta receta de aromaterapia sirve para mejorar la circulación y la relajación muscular.

6. Canela en polvo. Hacer una infusión que se tomará tibia una vez al día, para mejorar la actividad de los neurotransmisores, lo que retrasa la enfermedad.

Recomendaciones para los pacientes con mal de Parkinson

Aumentar el consumo de pescados, por lo menos cuatro veces por semana, pues el omega 3 ayuda a disminuir los temblores.

Consumir una vez al día, todos los días, infusión de tila a temperatura ambiente, para combatir la depresión asociada con este padecimiento.

Consumir alimentos ricos en vitamina E, incluyendo aguacate o palta y germen de trigo, pues ayudan a mantener las células cerebrales.

Mantener una dieta rica en coenzima Q10 -sardina, caballa, atún, maní y aceite de soja- para retrasar la evolución de la enfermedad en una etapa temprana.

Incorporar a las comidas diarias arándanos, fresas y vegetales verdes, por sus altos contenidos en antioxidantes.

Asimismo, existen algunos elementos que, de acuerdo con los especialistas, son beneficiosos para evitar o retrasar la enfermedad. El consumo de café, por ejemplo, ayuda a mantener los niveles de dopamina en el cerebro, por lo que se recomienda como medida preventiva.

Los remedios naturales y la dieta son importantes para mejorar la calidad de vida de los pacientes con mal de Parkinson; sin embargo, se trata de un abordaje complementario que no puede nunca sustituir la atención médica.