Descubre la increíble ciencia detrás del marcapasos

El marcapasos es un dispositivo médico eléctrico que se implanta debajo de la piel para manejar los latidos irregulares conocidos como arritmias.

Los marcapasos actuales tiene dos partes, la primera llamado generador de pulso, que contiene la batería y la electrónica que controlar tus latidos. La segunda parte es la que envía señales eléctricas a tu corazón.

Estos dispositivos tratan dos tipos de arritmias:

  • Taquicardia, cuando el corazón late muy fuerte
  • Bradicardia, cuando el corazón late muy despacio.

¿Por qué necesitas un marcapasos?

Lo necesitas si tu corazón late muy fuerte o muy despacio. En cualquiera de los casos tu cuerpo no recibe suficiente sangre. Esto causa:

  • Fatiga
  • Daño en los órganos vitales
  • Desmayo
  • Dificultad para respirar
  • Eventualmente la muerte

El marcapasos regula tu sistema eléctrico, el cuál controla el ritmo de tu corazón. Con cada latido, un impulso eléctrico viaja desde la cima de tu corazón hasta la parte inferior, dando la señal de que los músculos del corazón se contraigan. La tarea del dispositivo es rastrear y registrar los latidos del corazón. Un mejor registro puede ayudarte a saber la causa de la arritmia.

¿Cómo te preparas para el marcapasos?

Antes de colocarse este dispositivo necesitarás una gran cantidad de pruebas, las cuales dirán cual es el correcto para vos.

  • Un electrocardiograma que usa las ondas para medir el tamaño y el grosor de tu músculo cardíaco.
  • Para un electrocardiograma se colocan sensores en la piel que miden las señales eléctricas del corazón.
  • Para el monitoreo de Holter, se usa un dispositivo que rastrea el ritmo cardíaco.
  • Prueba de fuerza se usa para monitorear el ritmo cardíaco mientras haces ejercicio.

Si el marcapasos es correcto para ti, necesitarás un plan de cirugía. Tu doctor te dará las instrucciones de como prepararte.

  • No bebas ni comas nada después de la medianoche antes de la cirugía
  • Seguir las instrucciones de tu médico sobre qué remedios no debes tomar.
  • Si tu doctor te receta medicinas para tomar antes de la prueba, tómalas
  • Tu médico puede pedirte que tomes una ducha con un jabón especial para reducir las chances de desarrollar una potencial infección

¿Cuáles son las complicaciones asociadas al marcapasos?

Todos los procedimientos tienen algunos riesgos. Los que están más asociados a este se relacionan con la cirugía. Esto incluye:

  • Reacciones alérgicas a la anestesia
  • Sangrado
  • Daños en los vasos sanguíneos o nervios
  • Colapso del pulmón
  • Una infección donde está la incisión
  • Hematomas

¿Qué sucede después de la cirugía?

Esa misma tarde puede que te vayas a tu casa, no sin antes una cita con el médico. Durante el siguiente mes debes evitar realizar ejercicio forzoso. También deberás tomar cierta medicación por cualquier disconformidad.

Durante los siguientes meses, conectarás tu marcapasos a un dispositivo que le permitirá a tu médico controlar tu ritmo cardíaco sin que visites el consultorio.

Los marcapasos modernos no son sensibles a dispositivos electrónicos pero hay ciertos dispositivos que pueden interferir con él. Por ejemplo, debes evitar:

  • Poner un mp3 o celular en el bolsillo del pecho
  • No estar mucho tiempo parado cerca de microondas u electrodomésticos eléctricos
  • No te expongas mucho tiempo a detectores de metales
  • Los transformadores de alto voltaje

Tu doctor te dará más instrucciones sobre como minimizar los riesgos.

Califica este artículo:

0/50 votos