Qué son los masajes descontracturantes y cuáles son sus beneficios

Los masajes descontracturantes han ganado terreno en los avatares de la vida moderna en las grandes ciudades, en las cuales el estrés genera repercusiones graves sobre la salud psicofísica.

Las contracturas musculares son el resultado del desequilibrio de los procesos de contracción y relajación que caracterizan al tejido muscular. Todos los músculos, para evitar la pérdida de su funcionalidad, se encuentran en reposo en una “semicontracción” permanente que se ha denominado tono muscular.

Los estímulos como el estrés provocan cambios en ese tono, induciendo una mayor contracción relativa que induce dolor en la zona afectada. Si bien el dorso y el cuello son regiones particularmente dañadas, el rostro, los pectorales y los miembros también presentan esta problemática.

Los masajes descontracturantes constituyen una herramienta útil y eficaz para mejorar esta afección de la modernidad. Aunque cualquier persona puede entrenarse para realizarlos, se recomienda recurrir a un masajista experimentado para lograr el mejor resultado con los mayores índices de seguridad.

Es prudente la aplicación simultánea de aceites específicos, combinados con aromaterapia o sin ella, para facilitar la actividad del masaje y estimular la circulación en las zonas afectadas.

Muchos especialistas cuentan con camillas portátiles que les permiten realizar sus tareas en el domicilio de los pacientes. Asimismo, es creciente el número de medianas y grandes empresas que contratan personas idóneas en masajes descontracturantes para la terapia de sus empleados, con el objetivo doble de mejorar su calidad de vida y optimizar el rendimiento laboral al lograr una mejor condición en el trabajo.

Los masajes descontracturantes pueden considerarse una destacada opción para la terapia de las contracturas musculares en variados territorios anatómicos, con altos índices de satisfacción por parte de los pacientes y un interesante rendimiento financiero para los masajistas idóneos en esta disciplina.