Rejuvenece tu piel en 5 simples pasos gracias a la mascarilla de pepino

Una máscarilla de peino nutritiva e hidratante es una excelente opción para rejuvenecer la piel del rostro. Gracias a sus ingredientes astringentes y calmantes, también te ayudará si eres propenso a tener acné o quemaduras del sol.

El pepino posee sílice traza mineral, un componente que rejuvenece la piel y fortalece los tejidos conectivos para ayudarte a mantener la elasticidad y combatir las arrugas.

Al ser un astringente también tensa la piel y la mantiene hidratada porque esta verdura está compuesta en su mayoría por agua. También es una gran fuente de vitamina C y otros antioxidantes que favorecen a la salud de la piel.

La mascara facial de pepino incluye también áloe vera, otro gran ingrediente para la lucha contra el envejecimiento de la piel. También el jugo de limón y el agua de rosas son ingredientes increíbles para la piel gracias a sus antioxidantes.

La mascarilla te ayudará a reducir imperfecciones, minimizar los poros, suavizar las manchas de la piel y darle un brillo juvenil. Todo esto sumado al aroma del agua de rosas tiene un efecto calmante frente al estrés, lo cuál es bueno para tener un aspecto relajado. ¡No te olvides que el rostro nos representa!

Cómo preparar una mascarilla facial anti-age de pepino

Para preparar esta mascarilla necesitarás:

  • 1/2 pepino
  • El gel de la áloe vera (quitarle la capa de arriba y de abajo)
  • Limón
  • Agua de rosas
  • Pelar, cortar y triturar el pepino
  • Sumarle 2 cucharadas del gel del áloe vera
  • Añadirle media cucharadita del jugo de limón recién exprimido
  • Agregarle media cucharadita de agua de rosa pura
  • Mezclar la preparación en una batidora/minipimer o trituradora

¿Cómo usarla?

  1. Lávate y sécate el cuello y rostro
  2. Aplica la mascarilla en tu cara y cuello
  3. Déjalo actuar durante 20 minutos
  4. Enjuágalo y luego aplica agua fría en la cara

Repite el procedimiento dos veces por semana

Si tienes piel sensible, prueba un poco antes de ponértela en todo el rostro porque puede irritarte la piel debido a la cantidad de astringentes que posee. Y, si quieres que además te hidrate puedes sumarle una cucharadita de miel a la mezcla.