7 mitos y verdades sobre la menstruación

Si hay días en los que algunas mujeres están un poco más sensibles o predispuestas, son aquellos en los que experimentan su menstruación. Pero decimos “algunas” porque otras, más allá del sangrado, no notan mayores cambios en su comportamiento.

El periodo es la expulsión vaginal de un óvulo maduro que no fue fecundado. El flujo viene acompañado de sangre y otras materias del útero. Ocurre una vez al mes, desde la pubertad hasta la menopausia.

Es un proceso natural de nuestro organismo y cuando sucede hacemos o dejamos de hacer cosas que puedan interferir para bien o para mal en el ciclo.

Son muchísimos los mitos y verdades que rondan la regla, ese lapso algo incómodo y molesto que contamos con ansias para que acabe rápido. ¿Pero qué tan ciertas serán las historias que contaban las abuelitas y que hoy en día son respetadas por algunas mujeres?

Mitos y verdades de la menstruación

Es conveniente informarse sobre el tema, porque si bien el cuerpo femenino cumple con ese curso biológico, no quiere decir que existan grandes limitaciones en nuestra rutina cuando tenemos la regla.

A continuación rompemos algunos mitos y afianzamos ciertas verdades de lo que podemos hacer y lo que no debemos con la menstruación:

No quedarás embarazada: mito.

Puedes concebir estando en tus días, principalmente hacia el final del ciclo; aunque las probabilidades son pocas, es posible que pase. Ten presente que no necesariamente un sangrado es porque te bajó la regla, también podría tratarse de un leve manchado por la ovulación y precisamente es tu etapa más fértil.

También puede suceder que ovularas antes que termine el sangrado de menstruación o apenas finaliza, por lo cual si tienes relaciones sexuales, los espermatozoides podrían fecundar el óvulo, incluso hasta tres días después de la eyaculación. Si no buscas embarazarte, entonces atenta a estos detalles.

Remedios naturales alivian el malestar: verdad.

La regla viene acompañada de molestias como cólicos y si bien un analgésico de farmacia puede calmar el dolor, la medicina natural también hace lo suyo. Una de las más recomendadas es el aceite de onagra, especialmente si comienzas a tomarlo días antes del periodo.

Nada de sexo: mito.

Siempre que ambos se sientan cómodos, pueden tener relaciones. Hay estudios que demuestran que la actividad sexual minimiza el riesgo de sufrir endometriosis y calma los calambres.

No puedes hacer esfuerzo físico: mito.

Que tengas la menstruación no quiere decir que no puedas realizar ejercicio o que estás enferma. Quizás los calambres o cólicos al principio te quiten las ganas de hacer deporte, pero no ocurre con todas las mujeres. Muchas coinciden en que precisamente el deporte les ayuda a aliviar los síntomas y llevan a cabo sus rutinas sin ningún tipo de problemas.

El chocolate te anima: verdad.

Aunque mucho se dice que los lácteos durante el periodo inflaman el vientre, nos llenan de gases o causan cólicos, comer un poco de chocolate calma esa ansiedad y nos anima ante la depresión que nos abruma por los cambios hormonales.

No puedes bañarte con la regla: mito.

Este es uno de los relatos contados por las abuelas, quienes creían que al bañarse se cortaba el sangrado y la mujer moriría. Pero no es así. La realidad es que durante esos días es cuando la mujer más quiere bañarse; no olvides la importancia de la higiene y el aseo para evitar infecciones.

Si usas tampones, pierdes la virginidad: mito.

Aunque al colocártelo por primera vez puedes sentir molestia e incluso sufrir un leve desgarro, la única forma de perder la virginidad es teniendo sexo.

Califica este artículo:

0/50 votos