Estos son los principales motivos para dejar de fumar

La motivación para dejar de fumar es variable para cada fumador, ya que cada personalidad cuenta con distintos matices que permiten encontrar uno u otro camino para que esta tarea pueda cumplirse con éxito.

Entre las razones más intensas para estimular a los fumadores a abandonar el tabaco, las motivos de salud se destacan entre las más importantes. Vale hacer hincapié en que el cigarrillo no sólo es la causa más acentuada del cáncer de pulmón, sino que se ha demostrado su influencia en la aparición de otros tumores.

Elaborando una lista no excluyente, los tóxicos que forman parte de los cigarrillos se correlacionan con una mayor incidencia de cáncer de labio, cavidad oral, piel, laringe, tráquea, esófago, estómago, vejiga y riñón.

A esta aterradora secuencia, se agregan sin dudas las 2 enfermedades más relacionadas con discapacidad en el adulto, después de los accidentes de tránsito: los accidentes cerebrovasculares y la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC).

Ambos procesos desencadenan importantes limitaciones en la capacidad neurológica y respiratoria, respectivamente, así como un profundo deterioro de la calidad de vida y del rendimiento físico e intelectual de las personas afectadas.

Finalmente, no puede dejar de mencionarse la acción deletérea del cigarrillo sobre la circulación coronaria, lo que provoca un aumento ostensible en el riesgo de infartos de miocardio y de angina de pecho.

Por supuesto, la posibilidad de muerte súbita y de mortalidad precoz se acrecienta en los pacientes fumadores, en especial si además son diabéticos o hipertensos.

En consecuencia, el amplio abanico de repercusiones del consumo de tabaco sobre la salud constituye un buen motivo para un planteo serio y decidido para dejar de fumar. La gran disponibilidad de métodos convencionales y alternativos que existen en la actualidad puede facilitar a todas las personas a lograr esta meta en forma definitiva.