Te develamos los principales riesgos de la obesidad infantil

Debido a que la obesidad infantil muchas veces es un compendio de diversas causas, suele tener de igual manera diversos resultados negativos para el niño que la padece.

Solemos escuchar que un niño obeso lo es porque simplemente come más de lo debido y de allí radica el origen de su obesidad. Sin embargo, va mucho más allá de ingerir grandes cantidades de comida, pues los motivos son múltiples, lo que conlleva a riesgos profundos para la vida del infante.

¿Por qué un niño es obeso?

Cuando un niño, por la razón que sea, come más de lo normal, su cuerpo se verá en la difícil necesidad de tener que almacenar la gran cantidad de calorías que está ingiriendo, con la finalidad de usarla después como energía. Si el cuerpo del niño no necesita esta energía adicional que fue almacenada, se generará una obesidad que puede variar en distintos tipos, siendo las causas más comunes:

  • Hábitos
  • Estilo de vida
  • Ambiente
  • Genética

Efectos de la obesidad en un niño

Una vez que un nutricionista califica a un niño como obeso, es indicio de que se trata de algo grave, pues lo que trae consigo tal denominación no es para nada bueno. De hecho se deben tomar medidas de controles nutricionales con urgencia ya que de no hacerlo a tiempo, la situación podría tornarse peor.

Diabetes

Se ha observado en niños con obesidad infantil una mayor incidencia de diabetes tipo 2, por lo que los médicos exhortan a los padres a que sepan que sus hijos padecen de obesidad, es decir, mantenerse alerta con la diabetes dado  a que puede ser muy peligroso para su salud y desarrollo.

Cuando se desarrolla esta enfermedad lo que sucede en el cuerpo afectado es que la glucosa de los alimentos circula de manera permanente en la sangre debido a que no existe suficiente insulina para que entre en las células.

Síndrome metabólico

El síndrome metabólico que se forma durante la obesidad infantil, no es más que un conglomerado de problemas en la salud del infante, y son una señal de alerta para enfermedades del corazón y la diabetes tipo 2.

Consiste en tener el colesterol bajo, triglicéridos elevados y alta presión sanguínea, incluyendo hipertensión.

Baja autoestima

La obesidad infantil genera, a partir de su desarrollo, diferentes enfermedades que marcarán la vida del pequeño, y que muy seguramente harán que no se desarrolle socialmente de la mejor manera puesto que no se sentirá a gusto con su cuerpo.

Enfermedades cardiovasculares

Enfermedades cardiovasculares, hipertensión y colesterol alto, se ven en niños con obesidad, incluso existen pruebas contundentes de tales afecciones en niños de apenas cinco años de edad con enfermedades que son  más comunes en personas de la tercera edad o con condiciones hereditarias.

Las mencionadas investigaciones han demostrado que en comparación con niños de peso normal, los niños con obesidad infantil tienen un claro desarrollo en padecer enfermedades relacionadas con el corazón.

Consecuencias físicas de la obesidad poco conocidas

Problemas ortopédicos: debido al gran peso adicional que soportan, los pies se ven seriamente afectados.

Grasa en el hígado: surge cuando se da una acumulación de grasa o de triglicéridos en el hígado, donde en situaciones extremas se puede desarrollar hasta cirrosis.

Apnea: esto no es más que tener mala respiración durante el sueño, lo que generará ronquidos. La persona que la padece dejará de respirar durante períodos cortos y hará que despierte de manera consecutiva durante el sueño, lo que le creará un constante cansancio.

¿Por qué es importante comer bien durante la niñez?

Es fundamental que tengas cuidado con la manera en la que comen tus hijos o familiares pequeños debido a que esa situación podría transformar profundamente la manera en la que comerán como adultos.

Si esos malos comportamientos son repetidos como adultos, dejarán de ser comportamientos para convertirse en hábitos, y esto sin duda alguna va a afectar cuándo y cuánto comen, logrando no tener una vida saludable.