Onicofagia: El horrible hábito de morderse las uñas

La onicofagia o el hábito de morderse las uñas es bastante común y muy desagradable, por cierto. Se lo suele relacionar a momentos de mucha ansiedad o nerviosismo pero, lo cierto es que no sólo estamos dañando nuestras uñas sino que antiestético.

Muchas personas suelen desarrollar este hábito durante la niñez y lo repiten en la vida adulta y otras personas comienzan de grandes y no pueden detenerse. Así como hay personas que fuman un cigarrillo o beben un vaso de alcohol para “calmar” nervios, otros escogen comerse las uñas hasta sangrar.

onicofagia-el-horrible-habito-de-morderse-las-unas

Debes saber que la costumbre de morderse las uñas puede traer ciertas complicaciones físicas y estéticas. Mencionaremos alguna de ellas:

  • Quien se come las uñas está dañando el crecimiento normal de ellas. Las mordidas que van realizando en la uña o en los costados de ella va generando roturas en la piel y en la misma uña que hará que crezca débil y de forma desigual.
  • El hecho de morderse las uñas de forma compulsiva no da tiempo a que se regeneren y crezcan por lo cual siempre se tiene las uñas súper cortas. Esto suele provocar dolores en los dedos que dificultan acciones normales como la de agarrar cosas o hasta escribir.
  • Algo no menor es que el grosor de las uñas (que varia según cada persona) nos obliga a forzar nuestra dentadura y, a la larga, puede causar sensibilidad en los dientes y desgastar su esmalte natural.

onicofagia-el-horrible-habito-de-morderse-las-unas1

  • Al ser una acción involuntaria, nadie procura tener las manos limpias antes de comerse las uñas. Esto puede derivar en infecciones bucales ya que  debajo de ellas se acumulan microorganismos, bacterias y hongos que transmiten diversas enfermedades.
  • En cuanto a lo estético, el hábito de comerse las uñas, tanto en hombres como en mujeres, puede dañar el autoestima. Al tener los dedos lastimados y las uñas sin forma, comienzas a ocultarlos por vergüenza.

¿Cómo dejar de morderse las uñas?

Queremos darte 5 consejos para dejar de lado el horrible hábito de morderse las uñas

1. Reemplaza el comerte las uñas por algún otro hábito que no te lastime. Cuando presientas que vas a comerte las uñas toma algo pequeño que mantenga tus dedos ocupados, por ejemplo, puedes enrollar un papel, agarrar un aro de metal, una moneda, algo que entretenga tus manos. Y para ocupar la boca, puedes mascar un chicle o tener un chupetín encima para saborear.

2. Toma una hoja de aloe vera y córtala de forma vertical. La parte viscosa frótala por la punta de tus dedos y déjalas secar. El gusto al aloe vera es extremadamente amargo y en algunos casos puede causar nauseas. Veras como alejarás rápidamente los dedos de tu boca.

3. ¡Cuida tus uñas! Quizás te resulte irónico pero se ha comprobado que la gente que solía morderse las uñas, al cuidárselas por un tiempo y dejarlas crecer, se contiene las ganas de comérselas para no arruinarlas. Usa un esmalte con calcio para que crezcan fuertes, utiliza crema hidratante y dale forma con una lima ¡quedarán preciosas y súper fuertes!

onicofagia-el-horrible-habito-de-morderse-las-unas3

4. Escoge un esmalte oscuro y llamativo y pintate las uñas. Este método funciona en la gente coqueta ya que al tener un esmalte que resalte, no querrás dañar tus perfectas uñas. Y por otro lado, al morderse las uñas, el esmalte se descascara y queda entre tus dientes. ¡Seguro no querrás que eso suceda!

5. Este método puede ser un poco extremo pero efectivo. Cubre todas tus uñas con alguna bandita o curita durante un par de días. Las uñas y dedos se recuperan rápidamente así que solo bastarán un par de días para notar los resultados.

Ya te contamos como prevenir y curar, de una vez por todas tus uñas y manos. Recuerda que cuanto más te comas las uñas, ¡más te dañarás! Cuídalas y llénalas de lindos colores.

Video: Deja de morderte las uñas

[su_youtube url=”https://www.youtube.com/watch?v=gVr0QLgkE6M”]

Imágenes: 2, 3

Califica este artículo:

0/50 votos