Optimizar el tiempo: 4 trucos para que tu día dure 29 horas

No hay frase más real y poderosa que “el tiempo es dinero”.

Seguramente sientes que nunca te alcanza el tiempo. Incluso si tuvieras más de 24 horas por día, no llegarías a hacer todo lo que tienes para el día. Sin embargo, algunas cosas aparecen de imprevisto sólo para sacarnos tiempo y desenfocarnos de nuestras verdaderas prioridades. El problema es que el tiempo, una vez que se va, no puede ser recuperado.

Cuando estás ocupado, el tiempo vuela. Pero cuando no lo estás, parece que los segundos no pasan y todo está quieto. Esto es real sobre todo cuando estás aburrido porque no tienes otra cosa que hacer.

Cómo ganar cinco horas por día fácilmente

¿Te gustaría saber cómo hacerlo? Sigue leyendo. Te recomendamos,

1. Revisa tu agenda al principio del día

Revisa absolutamente todas las cosas que tienes que hacer.

Verás que muchos bloques del día parecen infernales, pero otros son más tranquilos. Organiza tus tareas no sólo según importancia sino también según niveles de energía. Deja lo más importante para primera hora, y lo menos importante para cuando ya estés más cansado.

¿Tienes más cosas para hacer de las que crees que puedes cumplir? No importa, aprende a decir que no. Haber priorizado tus tareas te permitirá delegar o retrasar aquellas que son menos importantes. Hacer esto te dará la sensación de que estás ordenando la ropa de tu placard, y quitando lo que ya no usas. Si lo acumulas, se abrirá la puerta y se caerá todo. Eso pasará con tu mente si no organizas y priorizas.

2. Pide re-agendar una cita con anticipación

Si le vas a cancelar a alguien, por favor hazlo con tiempo.

No sólo por respeto a la otra persona, sino porque también demostrará tu integridad como persona y ganarás confianza. Además, esto le permitirá a la persona afectada a ajustarse a otros horario. ¿Quién sabe? Quizás le estés haciendo a la persona un favor, porque tampoco le quedaba muy cómodo ese horario.

3. Sé creativo al momento de realizar varias cosas a la vez

Optimiza tu tiempo. Quizás tienes que lavar la ropa pero además tienes que ir al supermercado. Planifica el plan ideal para hacer ambas cosas en el menor tiempo posible.

¡Traza tu plan de ruta y verás cómo optimizarás el tiempo! No es lo mismo poner a lavar, esperar que termine, y luego irte… que poner a lavar la ropa y salir a comprar sabiendo que a volver ya vas a tener ambas tareas cumplidas.

4. No pierdas tiempo pensando y hazlo

Muchas veces pensar sobre cuánto tiempo nos va a llevar una tarea nos angustia, y esto no tiene por qué pasar. A veces, incluso nos damos cuenta que cuando hacemos esa tarea que teníamos pendiente nos termina llevando mucho menos del tiempo pensando.

¿Nunca te ha pasado eso? Es importante pasar menos tiempo pensando en las cosas que tenemos que hacer, y más tiempo planificando cómo las podemos hacer fácilmente y de la manera más eficiente posible. ¡Ponlo en práctica!

Califica este artículo:

0/50 votos