Por qué pedir perdón es necesario para mejorar tu salud física y mental

Para las personas orgullosas pedir perdón es algo prácticamente imposible. Sin embargo, es necesario que todos los seres humanos aprendan a realizar este acto tan enriquecedor, porque tiene múltiple beneficios, tanto físicos como mentales, que a futuro lograrán que tengas una salud óptima.

Pero hacerlo no resulta tan fácil, o por lo menos cuando quieres hacerlo de corazón, porque muchas veces dices “lo siento” para salir del paso, pero lo ideal es que tengas la valentía y el coraje para aceptar que hiciste algo mal, y que sientes haberlo hecho.

Beneficios

Además de reconocer tu error y tener la conciencia tranquila, existen otros beneficios de pedir perdón tales como:

  • Incrementa tu autoestima
  • Tienes menos estrés
  • Baja los niveles de ansiedad
  • Disminuye los sentimientos de tristeza
  • Baja la presión sanguínea, tensión arterial y tasa cardíaca
  • Reduce la ira
  • Aumenta el optimismo
  • Mejora las relaciones con las demás personas
  • Controlas tus emociones
  • Comprendes la situación de la persona ofendida
  • Evitas los remordimientos
  • Aprendes a mejorar tus emociones, dejando atrás la ira, frustración y orgullo

¿Cómo pedirlo?

Aquí viene la parte más difícil para ciertas personas, y es ¿cómo pedir perdón?, aunque siempre va a depender de lo ocurrido, existen algunos pasos que te ayudarán a realizarlo:

  • Estudia la situación, es decir, lo que hiciste, el daño causado y lo que sientes
  • Trata de ponerte en los zapatos del otro, para sentir lo que esa persona sintió luego de lo que hiciste
  • Al pedir perdón puedes usar primero las frases: “lo siento”, “perdona por”, “disculpa por”.
  • Sé sincero pero sin exagerar. Tienes que reconocer que hiciste algo malo y que te arrepientes
  • Luego escucha, pues esa persona quizás querrá expresar sus sentimientos. Y a eso puedes contestarle “lo entiendo”, “así es”
  • Nunca te justifiques, lo correcto es hacerte responsable por lo que pasó
  • Aunque quieras calmar tu angustia, nunca es bueno que exijas el perdón. Debes darle el tiempo prudencial para que tome su decisión
  • Investiga cómo puedes enmendar el error. También tienes la opción de preguntarle qué puedes hacer para arreglar la situación, aunque quizás no te lo diga inmediatamente, y si lo hace comienza rápido
  • Siempre muestra que eres sincero, y que realmente quieres reparar las cosas
  • Puedes pedir ayuda profesional. Eso siempre y cuando no te sientas capaz o te cueste mucho pedir perdón, o reparar lo ocurrido. Puedes acudir a psicólogos

Tipos de perdón

Aunque se supone que pedir perdón es sencillamente decírselo a la persona ofendida, también existen varios tipos de perdón como:

  • Unilateral: sucede cuando la persona pide perdón sin esperar algo en retorno. Sencillamente lo hace por generosidad y amor
  • Negociado: se usa para evitar distancias con la persona que ofendió, así como sus deseos de venganza. También funciona para reestablecer normales morales, con la intención de que todo funcione mejor
  • Autoperdón: se da en dos dimensiones. Una para evitar pensamientos, sentimientos relacionados a lo que pasó. Y se dice a si mismo que no lo hará de nuevo, al mismo tiempo que busca reparar el daño
  • Pseudoperdón o falso perdón: no es sincero el perdón, sólo se dice para esquivar un conflicto, pero realmente no cree en ese perdón

¿Por qué cuesta hacerlo?

Dicen que las mujeres tienden a perdonar más que los hombres, pero el género no incide mucho a la hora de saber por qué es tan difícil pedir perdón. Existen factores que sí influyen, los cuales son:

  • La edad: entre más edad, mayor madurez, e incremento de capacidad para perdonar. Cuando tienes experiencia sueles ser más flexible y tolerante
  • Personalidad: al tener baja empatía, ser egocéntrico y narcisista
  • Juicios: las personas que son muy prejuiciosas les cuesta perdonar
  • Cero habilidades emocionales: se bloquean las emociones buenas y queda el rencor, la traición y venganza

Califica este artículo:

0/50 votos