Los pros y los contras de una personalidad introvertida

En el mundo conviven muchos tipos de personas, pero las diferencias van más allá de lo físico, del idioma, de la raza y de la religión, por nombrar algunas variables. Existen aquellos que tienen una facilidad extraordinaria para expresarse y para interactuar con todos y otros que se definen por una personalidad introvertida.

Pero en sí, ¿qué define a una persona introvertida? Normalmente son aquellos que utilizan maneras diferentes para manifestar su interés por otras personas y cuyo lenguaje corporal revela inmediatamente cuándo hay situaciones que los incomodan.

Hay quienes suelen confundir el ser introvertido con ser tímido, pero ambos rasgos de personalidad son completamente diferentes. Asimismo, existen personas hipersensibles, que pueden tener reacciones más fuertes o ser más susceptibles a estímulos externos y aquellos que, por patologías como la fobia social, simplemente no pueden interactuar con otras personas.

Ventajas y desventajas de ser introvertido

Como todo en la vida, también existen cosas buenas y cosas malas que pueden asociarse con una personalidad introvertida. Comencemos con los pros:

• Suelen concentrarse y centrarse en las responsabilidades de manera más fácil

• Acostumbran a ser más racionales y analíticos ante los problemas

• Escuchan y prestan mucha atención a lo que otras personas les dicen

• Cuando hablan, normalmente son claros y expresan puntos clave

• Son sumamente detallistas, pues entienden las necesidades de los demás

• Son personas muy comprometidas con sus ideales y sus proyectos

• Son mucho más sensibles y más apegadas a sus emociones

• Tienen la capacidad de disfrutar de las cosas más sencillas de la vida.

Pero, ser introvertido, más allá del estigma que todos conocemos, puede estar relacionado con algunas desventajas:

• Los demás los perciben como personas antipáticas y sin interés de socializar

• Las personas introvertidas son más propensas a los cuadros depresivos

• Es posible que pierdan oportunidades por no atreverse a comunicarse

• Por temor pueden no a motivarse a poner en marcha sus emprendimientos

• Les cuesta mucho más iniciar relaciones de pareja y mantenerlas en el tiempo

• Les es complicado interactuar con sus contrarios, las personas extrovertidas

• Suelen tomarse muy a pecho las reacciones de terceros hacia ellos

• Acostumbran a meditar más sus decisiones para mejores resultados.

6 características de las personas introvertidas

No es muy difícil identificar cando una persona es introvertida. Normalmente son individuos que comparten ciertas características muy singulares:

1. Le sacan provecho a la soledad y les gusta pasar tiempo consigo mismos, aunque disfrutan de la compañía de otros.

2. Son mucho más creativos cuando no tienen a mucha gente alrededor, pues estos momentos suelen ser más productivos.

3. No son muy amigos de las intervenciones y tampoco están muy dispuestos a hablar en público.

4. No acostumbran hablar por teléfono, si quieren comunicarse con alguien prefieren hacerlo a través de mensaje y otros medios.

5. Son enemigos de las conversaciones casuales con personas que no son de su entera confianza o con desconocidos.

6. Aunque no asumen el liderazgo de manera directa, sí suelen estimular el trabajo en equipo para la consecución de resultados.

Con mucha frecuencia las personas introvertidas son juzgadas de manera equivocada y son objeto de prejuicios injustos que los llevan a encerrarse más en su mundo.

Se dicen que son maleducados, que pueden ser asociales y que son fríos, características que nada tienen que ver con aquellos que simplemente son un poco más reservados y que tienen una manera muy particular de relacionarse con el mundo.

No hay una coincidencia sobre qué, pero los especialistas sostienen que lo más recomendable es tener los mejores rasgos que identifican a ambos extremos, para lograr un equilibrio perfecto.