El mejor truco para volver a tener la piel firme después un embarazo

Si has sido madre hace poco habrás notado que tu cuerpo ya no está exactamente igual que antes del embarazo. Lo más probable es que hayas ganado algunos kilos de más (¡es algo totalmente normal!) y que tengas piel “suelta”. Hoy conocerás los mejores trucos y métodos para volver a tener una piel firme y suave después de haber dado a luz. ¡Sigue leyendo!

Pierde peso lentamente (no lo hagas rápido!)

Perder peso es una de las mejores cosas que puedes hacer para recuperar tu cuerpo después del parto. Sin embargo, tienes que enfocarte en perder peso de manera lenta así le das más tiempo a tu piel a recuperarse y obtener nuevamente su elasticidad.

Cuando pierdes peso post-parto de manera rápida, no le das tiempo suficiente a tu piel para recuperarse. Además, esto significa que perderás no sólo grasa sino también masa muscular, algo que hará el problema aún peor. Necesitas mantener músculo para tener un cuerpo en forma. Busca perder, como objetivo, de 500 gramos a 900 gramos por semana.

Ejercítate de manera regular

Tu cuerpo puede estar débil después de parir, pero es importante que empieces a ejercitarlo lo antes posible. No hace falta que lleves a tu cuerpo al extremo: cualquier ejercicio (aunque parezca simple) ayudará. Puedes empezar con actividades simples como salir a caminar con tu bebé, o empezar clases de yoga o pilates.

Cuando el médico te dé luz verde, puedes empezar a hacer ejercicio anaeróbico, o sea a levantar peso. Busca ejercicios que impacten directamente en tu vientre, ya que te permitirán volver a tu cuerpo normal de manera más eficiente.

Por otro lado, puedes salir a correr. El ejercicio aeróbico ayudará a quemar la grasa alojada debajo de la piel, dejando piel firme y un vientre más duro.

Masajea tu cuerpo diariamente con aceites

El masaje diario con aceites sobre la piel suelta puede mejorar la circulación de la sangre, y la circulación de la sangre se encarga de brindarte una piel más suave y firme.

Prueba lo siguiente: aplica aceite de oliva o de coco tibio sobre tu piel. Aplica golpecitos suaves pero firmes masajeando el aceite por toda la piel. Otra opción puede ser aplicar aceite de lavanda en dos cucharadas de aceite de almendra y utilizar esa preparación para reforzar tu piel.

Aloe-vera para una piel firme

El aloe-vera tiene propiedades naturales que inciden directamente sobre la salud de tu piel. El ácido málico en el aloe vera ayuda a mejorar la elasticidad de la misma, y además la hidrata.

Cómo mejorar la piel con aloe-vera:

  • Extrae el gel de una hoja de aloe
  • Espárcela sobre la piel afectada
  • Déjala actuar por 20 minutos
  • Lava la piel con agua tibia
  • Repite este proceso todos los días

Prueba estos trucos y verás cómo podrás tener la piel firme después del embarazo. En poco tiempo estarás como antes de estar embarazada, disfrutando no sólo de tu recién nacido sino de un cuerpo sano y bello.

Califica este artículo:

0/50 votos