Luce el rostro perfecto con la mejor mascarilla casera para piel grasa

La piel grasa siempre ha sido un problema de cutis muy común no solo para las personas que lo padecen sino también para los médicos. Los tratamientos difieren para cada tipo de piel, debido a que existen personas con un cutis más delicado que otras.

La piel grasa tiene como principales características un brillo, el cual se aloja en parte de la cara como frente, nariz y barbilla, esto trae como consecuencias los odiados puntos negros y espinillas, de modo que es necesario un tratamiento que ayude a combatir este problema, acompañado del cuidado que tu piel necesita.

Existes muchísimas recetas de mascarillas, pero como tu apariencia es lo más importante a continuación te presentamos la mejor mascarilla para pieles grasas que además de ser económica es ideal para tu piel.

Mascarilla de patata, leche, avena y limón:

La patata tiene muchas propiedades nutritivas, así como también la capacidad de absorber el exceso de grasa en tu piel, por otro lado, la avena también cuenta con propiedades para el cuidado de la piel y por eso es usada en esta mascarilla, el limón tiene propiedades astringentes por lo que también es recomendable su uso.

Ingredientes:

  • Una patata no muy grande, preferiblemente mediana.
  • Una cucharada de avena.
  • Dos cucharadas de leche líquida.
  • Unas gotas de limón, al menos cinco.

Una de las ventajas que te ofrece esta fabulosa mascarilla es que además de su fácil preparación es económica, puesto que sus ingredientes puedes conseguirlos fácilmente en tu casa o en un supermercado, evitándote así comprar costosas mascarillas que en algunos casos son abrasivas para tu piel.

Sus ingredientes son naturales de modo que no tienes nada de qué preocuparte si piensas que pueden ocasionarte algún daño.

Preparación

Primeramente, debes pelar la patata, para luego cortarla en pequeños trozos y así poder hervirla. En el momento en el que la patata este blanda como se quiere procedes a colocarla en un tazón y posteriormente la aplastas en conjunto con las dos cucharadas de leche.

Luego se le agrega a lo anterior la cucharada de avena mencionada anteriormente y finalmente las cinco gotas de limón.

Por último, debes mezclar bien todos estos ingredientes de tal manera de obtener una pasta lo más   homogénea que puedas.

Aplicación

La aplicación es muy fácil y sencilla de lo que crees, lo único que debes hacer es tomar la pasta de la mascarilla mezclada previamente y extenderla a lo largo de tu rostro, cubriendo la mayor parte de él y luego dejar que esta haga su trabajo por un tiempo aproximado de 30 minutos.

Para retirarla es más sencillo aun, pues solo debes usar agua tibia para enjuagar suavemente tu rostro y así retirarla completamente.

Es recomendable usar esta mascarilla al menos una vez a la semana para obtener mejores resultados.

Beneficios de las mascarillas

  • El mayor de los beneficios que tienen las mascarillas es limpiar tu piel, dándole una frescura y suavidad con el cuidado que esta merece.
  • Previene puntos negros, espinillas y otras imperfecciones, dado que al limpiarla estas matando todas las células muertas que deja la contaminación existente que hay en el ambiente al que estamos expuestos día a día.
  • Rejuvenece tu piel, dicha mascarilla no solo limpia tu rostro, sino que también la nutre e hidrata, ambas al mismo tiempo, debido a todas las propiedades que contienen sus ingredientes que como se sabe son 100% naturales. Generalmente se piensa que al estar la piel grasosa no necesita hidratación y es importante destacar que este mito es totalmente falso.