Por qué tener hígado graso es peligroso para tu salud

Es probable que te hayas preguntado muchas veces por qué el hígado graso es malo para la salud. En general, es una enfermedad benigna que provoca dolor en el abdomen, y malestar y cansancio extremo. Pero también es un indicador de que algo realmente malo puede estar sucediendo en nuestro cuerpo.

Como su nombre lo indica, el hígado graso o esteatosis hepática, se relaciona con un exceso de grasas que puede causar cirrosis, inflamación o fibrosis, incluso la peligrosa insuficiencia hepática.

¿Qué fomenta esta enfermedad? Lo de casi siempre: el consumo excesivo de alimentos dañinos, y una dieta basada en grasa, azúcar y carbohidratos. Por el ritmo y estilo de vida que se lleva hoy en día, el hígado graso es muy común: se sabe que el 20% de la población mundial lo sufre.

por-que-tener-higado-graso-es-peligroso-para-tu-salud2

Y si bien no se sabe qué provoca el problema, hay otras causas que no ayudan para nada, además de las mencionadas: el colesterol alto, los triglicéridos elevados, el sobrepeso o una repentina pérdida de peso, y la diabetes.

Dicho esto, el hígado graso no presenta ningún síntoma que nos permita identificarlo de inmediato. Deberemos recurrir sí o sí a un análisis de sangre o a una ecografía. Dicho en otras palabras: sólo el médico podrá decirnos si padecemos o no esta enfermedad.

Lo que sí se sabe es el que hígado funciona bien cuando lo tratamos bien. Como todo, ¿no? Si lo alimentamos a base de grasa, estará lleno de grasa. Si queremos que no esté graso, no le daremos de comer grasa. Más fácil no puede ser.

Entre los alimentos que debemos eliminar, sí o sí están:

  • Mantecas o margarinas
  • Frituras
  • Alcohol
  • Productos procesados (pan, pizza, galletas)
  • Lácteos (helado, cremas, yogurt)
  • No puedes comer en exceso: papa, banana y pasas de uva

Y sí puedes ingerir cuando tienes esteatosis hepática (o hígado graso) :

  • Nueces
  • Aceitunas y aceite de oliva
  • Palta
  • Avena
  • Vegetales (acelga, alcachofa, rábano)
  • Frutas (cítricos en lo posible)
  • Jengibre

por-que-tener-higado-graso-es-peligroso-para-tu-salud1

Pero volvamos a la pregunta del principio: ¿es realmente peligroso el hígado graso? Si esta pregunta se formulaba hace unos años, la respuesta era no. Sin embargo, nuevos estudios demostraron que la grasa en el hígado provoca diabetes. No es una consecuencia directa y lleva muchos años, pero el riesgo de contraer diabetes es cierto y concreto.

Además, en estos estudios se asoció a la esteatosis hepática con riesgos cardiovasculares y mortalidad por cáncer. Si sumamos diabetes e hígado graso, las posibilidades de una enfermedad cardíaca se cuadriplican. Sí, leíste bien: ¡se cuadriplican!

Por otro lado, es importante que sepas que las enfermedades del hígado están entre las principales causas de muerte del mundo. No es para preocuparte, sino para actuar a tiempo. Un diagnóstico realmente nos puede salvar la vida.

¿Quiénes tienen más chances de sufrir un hígado graso? Los que tienen más de 45 años, sean hombres o mujeres, quienes sufren de obesidad y tienen más de 30, y aquellos que presentan un cuadro de diabetes. Es decir que, como ya mencionamos, el grupo vulnerable es muy grande.

por-que-tener-higado-graso-es-peligroso-para-tu-salud3

Por otro lado, el hígado es uno de los órganos más grandes del cuerpo y cumple funciones importantísimas para la vida. Con esto queremos decir que no debemos restarle ni un poco de importancia. Ten en cuenta que tu hígado puede:

  • Sintetizar proteínas
  • Almacena vitaminas y glucógeno
  • Elimina de la sangre sustancias tóxicas
  • Segrega bilis (fundamental para degradar alimentos)
  • Sintetiza factores necesarios para la coagulación
  • En las embarazadas, durante los primeros meses, es el órgano encargado de producir glóbulos rojos en el feto

Por lo general, este órgano es rojo bien oscuro y tiene una textura sumamente blanda. Pero si está enfermo se vuelve muy chico y se endurece por la fibrosis. Esto es lo que pasa con los alcohólicos que sufren de cirrosis.

Mientras, puedes ir mejorando tus hábitos alimenticios, incorporando el ejercicio físico a tu vida y bajando de peso forma moderada. Recuerda que los cambios abruptos de peso pueden desencadenar una esteatosis hepática o hígado graso.

Así que a no preocuparse y a ocuparse ya mismo: el hígado es fundamental para una vida plena.

Video: Hígado graso

[su_youtube url=”https://www.youtube.com/watch?v=1kmTdui7n6g”]

Califica este artículo:

5/51 voto